Las primeras dentelladas prehistóricas

Javier Peláez
Cuaderno de Ciencias
29 de octubre de 2012
Ver fotos

Por este Cuaderno de Ciencias han desfilado algunos de los animales más temibles que han existido, incluyendo un paseo por las terroríficas profundidades del Jurásico. Toda una colección de voraces criaturas con colmillos afilados que, como todos los seres vivos de la naturaleza, tuvieron sus inicios y su evolución a lo largo de los años.

Para conocer estos lejanos comienzos debemos viajar hasta el periodo Devónico, hace unos 380 millones de años, para encontrarnos con una de las primeras especies dotadas de dientes. Hay que decir en primer lugar que todos los vertebrados con mandíbulas, incluido el ser humano, poseen dientes. Sus orígenes se remontan a una clase de antiguos peces conocidos como "placodermos", que fueron los primeros vertebrados que desarrollaron mandíbulas.

No obstante, hasta ahora se pensaba que estos placodermos aún no tenían dientes, sino que utilizaban sus poderosas mandíbulas a modo de tijera para capturar y despedazar a sus presas.

[Relacionado: Graban a un tiburón devorando un calamar gigante]

Hace unos días, un artículo publicado en la prestigiosa revista Nature, ha desmontado esta idea mediante una investigación que parece demostrar que aquellos primeros vertebrados con mandíbula también tenían dientes.

Un equipo de paleontólogos, procedentes de diversas instituciones como la Universidad de Bristol, el Museo de Historia Natural británico y la Universidad australiana de Curtin, comenzó hace varios años una original colaboración con un grupo de físicos utilizando nuevas técnicas de rayos X de alta energía en el Instituto Paul Scherrer de Suiza y aplicándolas de manera novedosa al estudio de fósiles.

Ver fotos

Para ello han analizado restos de Compagopiscis croucheri, un antiguo espécimen de estos placodermos y han reconstruido sus fauces consiguiendo un detallado modelo en 3D de sus mandíbulas.

[Te interesará: Encuentran un extraño pez remo en una playa de México]

La investigación ha sido posible gracias a la ayuda de físicos que han utilizado microscopía 3D no invasiva mediante potentes rayos X. La nueva técnica ha permitido obtener un modelo digital extremadamente aproximado de los fósiles sin perjudicarlos o destruirlos.

El paleontólogo responsable del artículo, Martin Ruecklin declaraba en Scientific American, que han podido analizar los tejidos y el crecimiento de estas primeras mandíbulas óseas demostrando que estos primeros placodermos sí tenían dientes.

Y a juzgar por la reconstrucción que ofrecen… ¡menudos dientes!

[Si te ha gustado este artículo, te interesará: Florence, el primer tiburón vegetariano del mundo]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines