Crean un material que repele los líquidos

¿Llegará el día en que regentar una tintorería sea un negocio tan ruinoso como adquirir preferentes? Podría ser, si termina por imponerse una nueva sustancia "superomnifóbica" capaz de repeler casi cualquier líquido, desde la sangre hasta el ketchup, pasando por ácidos concentrados, aceites, gasolinas, tinta de impresora y por supuesto agua.

[Relacionado: Crean un material casi insumergible]

De hecho el trabajo publicado por el equipo liderado por el científico Anish Tuteja (experto en ingeniería de nuevos materiales), habla de una sustancia capaz de repeler de forma extrema tanto a líquidos newtonianos como no newtonianos.

¿Pero qué demonios es un líquido no newtoniano? De acuerdo a la wikipedia, fluido no newtoniano es aquel cuya viscosidad varía con la temperatura y la tensión de corte que se le aplica. Resumiendo, se trata de un líquido en el que, al contrario de lo que sucede con los newtonionanos, la viscosidad no es constante. ¿Ejemplos? La popular maicena con la que nuestras madres nos alimentaban de bebés, el yogurt y la sangre.

Newton fue el primero que describió el modo en que fluyen los líquidos que nos son más familiares (agua, alcohol) y de ahí que a esta clase de fluidos se les conozca por su apellido.

[Podría interesarte: La NASA desarrolla un material super negro]

Volviendo al hallazgo, en realidad esta no es la primera superficie omnifóbica (término que implica a una superficie que impide que un amplio abanico de líquidos la traspase) conseguida por los científicos, sin embargo hasta la fecha los líquidos con una baja tensión superficial, como algunos disolventes, aceites y alcoholes, eran capaces de adherirse a esas superficies.

No obstante, la superficie desarrollada ahora por el equipo de Tuteja prácticamente estanca a todo tipo de líquidos. De hecho, de los más de 100 evaluados durante las pruebas, la superficie solo mostró permeabilidad a dos tipos de clorofluorocarbonos, compuestos químicos artificiales empleados en la industria de la refrigeración y tristemente famosos por sus nefastos efectos en la capa de ozono.

En el trabajo del equipo de Tuteja se afirma que todos los líquidos (salvo los dos antes mencionados) rodaban y rebotaban de forma sencilla sobre la superficie, lo cual lo convierte en un producto ideal para recubrir superficies expuestas a los efectos de ciertos compuestos químicos.

Los científicos imaginan numerosas aplicaciones para el hallazgo, por ejemplo ropa inmune a las manchas de tinta o pinturas resistentes a la corrosión que serían ideales para pintar el caso de los barcos.

[Relacionado: Científicos desarrollan un dispositivo anti láser]

El trabajo se ha publicado en la revista: Journal of the American Chemical Society.

Me enteré leyendo Space Daily.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente