¿Están conectados los grandes terremotos?

Javier Pelaez
Cuaderno de Ciencias

Es una pregunta que ha estado rondando en las últimas semanas relacionada con los sucesos acaecidos en Japón y con la memoria reciente puesta en los sismos ocurridos en Haití o Chile. ¿Están vinculados de alguna manera estos grandes terremotos? ¿Se producen ahora más movimientos sísmicos que antes? ¿Puede un gran terremoto como el de Sendai tener consecuencias en otras partes del planeta?

[Relacionado: Mitos y verdades sobre los terremotos

Son cuestiones que, de una u otra forma, a todos se nos han pasado por la cabeza y a las que nos gustaría tener una respuesta clara.

Por Javier Peláez.

Y la respuesta a estas cuestiones nos llega de la mano de un reciente estudio publicado en el diario más importante en este campo, Nature Geoscience, y que tras estudiar y analizar la extensa base de datos correspondiente a más de 30 años de terremotos, afirma que no se puede concluir que los grandes terremotos estén conectados.

El estudio se ha centrado en los grandes terremotos y Jean Lin, geofísico del USGS, lo explica en palabras claras: "Si le toca a California es porque le toca, no porque en Japón se produzca un gran terremoto que lo desencadene".

Como dice Lin, "es un resultado que puede sorprender al público en general pero que los científicos ya sospechábamos".

Entonces, ¿por qué tenemos la impresión de que se producen ahora más terremotos?

El profesor Francisco Vidal Sánchez, sismólogo e investigador del IAG, nos aclara esta pregunta: "No ha habido más terremotos en el mundo... Si vemos la distribución a escala global, podríamos considerarlos como un proceso aleatorio".

Pongamos cifras a estas preguntas: el USGS detecta entre 12.000 y 15.000 terremotos cada año, lo que significa que a diario se producen alrededor de 40 movimientos sísmicos, algunos de ellos por encima de 6 grados de magnitud... ¡diariamente!

Si consideramos que no vivimos en una época demasiado problemática comparada con eras anteriores, en las que las placas tectónicas sí tuvieron un papel desencadenante en la formación del planeta, la respuesta a nuestra impresión se debe a un factor humano: la densidad de población.

La mayor parte de estos terremotos diarios pasan desapercibidos y no producen daños porque se producen en zonas aisladas o poco pobladas, sin embargo en los últimos tiempos la población mundial ha crecido de una manera espectacular. Casi 7.000 millones de habitantes en la Tierra hacen que los efectos de los terremotos sean más visibles.

No hay más terremotos ni están conectados. Sin embargo, ahora gracias a las nuevas tecnologías y el auge de todo tipo de medios de comunicación, estamos más informados que antes, y sismos que hace unas décadas pasaban desapercibidos, hoy son noticia o incluso los podemos ver en directo, aumentando nuestra percepción en el número de terremotos.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines