Especial 20D y Ciencia: Propuestas de PP y PSOE

Cuaderno de Ciencias
Ciencia y 20D - Las propuestas de PP y PSOE

En la primera parte de esta serie dedicada a la ciencia en las próximas elecciones analizábamos la deriva política en materia de ciencia que los dos últimos partidos al frente del Gobierno de España habían tomado durante sus legislaturas. Su título “los años oscuros” representa mi análisis, directo y sin concesiones, de la actual situación de la investigación en España y sobre todo de cómo hemos llegado hasta ella.

Hoy nos vamos a sumergir en los programas electorales de PP y PSOE, los dos partidos que han gobernado en los últimos años en España, para analizar las iniciativas en materia de ciencia e investigación que proponen para la próxima legislatura. Cierto es que, tras comprobar la enorme diferencia entre lo que ofrecían en las últimas campañas y lo que realizaron realmente durante sus legislaturas, el escepticismo y la desconfianza ante lo que puedan prometer ambas formaciones en materia de ciencia será la tónica general.

 

Propuestas científicas del PP

Para repasar las propuestas de la formación política encabezada por Mariano Rajoy visitamos la página web creada expresamente para estas elecciones y que bajo el título de “Participa en serio” nos presenta las principales medidas del Partido Popular en campaña.

Como primera pista, y antes de entrar en las 223 páginas del programa electoral, el PP ofrece un slide con sus 20 propuestas más significativas bajo la cabecera de “El programa en 20 tweets”: Ni uno solo de esos veinte mensajes bajo el hashtag “España en serio” habla de Ciencia… Parece que tendremos que entrar al programa completo para encontrar algo.

 

Su programa en 20 tweets no menciona a la ciencia

Ya desde el índice del programa se puede comprobar que la ciencia no entra en los planes básicos del Partido Popular, y por supuesto no existe ninguna prueba o compromiso concreto de que la situación que se ha mantenido en su última legislatura vaya a cambiar de rumbo.

Instituciones como el CSIC, órgano primordial de la investigación en España, no se citan en ninguna de las más de 200 páginas del programa electoral de 2015 del Partido Popular. De hecho la palabra “ciencia” tan solo aparece siete veces en todo el texto y hay que esperar al epígrafe titulado “Impulsar el talento” (pág. 172) para encontrar algunas referencias a ella y todo mezclado en un capítulo en el que se habla de cultura, de deporte o de juventud.

[Te interesaráCinco increíbles características del pez que está cambiando la Medicina]

Entre las escasas referencias en materia de financiación de la ciencia que el Partido Popular incluye en su programa destaca el compromiso de conseguir en 2020 que la inversión en I+D+i se situé en un ridículo 2% del PIB. (actualmente está sobre el 1.35% y como veremos la mayoría de partidos aceptan como porcentaje a alcanzar el 3% del PIB fijado por el plan Horizontes 2020) y además deja en el aire ese intento de llegar al 3% dependiendo “de la consolidación fiscal”. Todo cogido por pinzas y siempre dependiendo de otras materias ajenas a la ciencia.

 

2%... y con suerte y dependiendo de la economía quizá 3%

Incluso siendo benévolo con esa intención de llegar al 3%, permítanme que desconfíe puesto que resulta sorprendente que el Partido Popular prometa algo así cuando en diciembre de 2013 y durante su legislatura fue el único partido que no firmó el Pacto por la Cienciaque, paradójicamente, proponía porcentajes similares de inversión.

Las siguientes propuestas que el PP presenta en su programa electoral no parecen ser más que una inconexa y deshilachada retahíla de buenas intenciones que no solo se quedan cortas sino que además no aportan ninguna medida concreta para llevarlas a cabo, ni por supuesto compromiso real de cumplimiento.

De hecho, el mejor ejemplo del desdibujado panorama científico que el Partido Popular propone para España es la Agencia Estatal de Investigación que han tardado más de cuatro años en poner en funcionamiento, y eso que se fundó a coste cero. Todo un esperpento que roza el ridículo cuando te das cuenta que, a pesar de que la iniciativa era del PSOE, ya la anunciaban como propia a bombo y platillo en 2012.

El resto de ideas científicas del programa apenas son una mera declaración de intenciones sin concreción ninguna que repiten una especie de mantra del que solo queda musiquilla sin profundidad. “Apostaremos, facilitaremos, apoyaremos, promoveremos”… Un sinfín de coletillas y expresiones manufacturadas que no van a ninguna parte y que dejan bien claro que el Partido Popular ni ha tenido, ni tiene un plan definido para la ciencia española.

 

Propuestas científicas del PSOE

En materia de ciencia, el Partido Socialista encabezado por Pedro Sánchez es toda una incógnita. Mientras estuvo en el gobierno, el PSOE protagonizó los mejores niveles científicos de nuestros últimos años y sin embargo fue lo primero que recortó cuando la situación económica comenzó a flojear.

Desde 2009 sus mayores tijeretazos fueron destinados a la ciencia dejando una clara y rotunda impresión de que la ciencia para esta formación política es un lujo que se puede costear solo cuando la economía va bien, pero no un pilar básico o una posible solución para sacarnos de la crisis.

[Te interesará: ¿Diremos pronto adiós a los pinchazos de insulina?]

A pesar de esas dudas iniciales, tras una lectura detenida del programa electoral del Partido Socialista resulta claro que al menos posee una mejor y más cuidada atención a los aspectos científicos que el del Partido Popular. Quizá sabiendo que su electorado es diferente y que gran parte de los científicos aún tienen en la cabeza los grandes recortes de la era Zapatero, el programa del PSOE dedica algo más de más espacio a los temas de investigación, I+D+i y financiación de la ciencia.

 

Porcentajes del PSOE para la ciencia

La primera medida destacable del PSOE, al igual que el PP, es el porcentaje del PIB destinado a ciencia: Frente al ridículo 2% del programa de los populares, los socialistas se comprometen a retomar los objetivos del programa Horizontes 2020 y buscarán ese 3% del PIB que recomienda Europa como objetivo estratégico. Sin embargo, tampoco existe ningún compromiso real y frente a otros partidos políticos que destinarán el 3% de los presupuestos, el PSOE tan solo llega a ofrecer un exiguo 2.5%... corto, muy corto.

El programa de Pedro Sánchez retoma las posiciones dialogantes de antaño y comienza recopilando (pag. 24 en adelante) una serie de iniciativas (también demasiado etéreas e indefinidas) sobre educación, universidad y finalmente ciencia en las que prima el consenso y el diálogo con todas las partes.

 

Recuperar 10.000 científicos ( casi los que se han perdido desde 2010)

Otra de las grandes apuestas del programa socialista es recuperar en cuatro años hasta 10.000 puestos de trabajo en investigación científica, sobre todo entre los jóvenes protagonistas de la llamada “fuga de cerebros”. Recordemos que desde 2010 más de 11.000 investigadores han perdido su puesto de trabajo y a pesar de las buenas intenciones del PSOE resulta realmente difícil de creer que en una sola legislatura se van a recuperar todos los trabajos perdidos de una tacada, sobre todo sin indicar de dónde van a proceder los fondos para esos sueldos. Otra de esas buenas intenciones (como cuando prometieron “pleno empleo”) que difícilmente realizarán en una sola legislatura.

Al igual que las buenas intenciones del PP, las iniciativas del PSOE suenan bien pero no parece un objetivo factible con las políticas reales que ambos partidos han mantenido cuando han obtenido el gobierno. El texto socialista vuelve a estar lleno de palabras altisonantes que en realidad no conllevan ningún compromiso real, fechas o dotación económica para llevarlas a cabo.

Ejemplo: “Fomentar la cultura innovadora y emprendedora, incorporando el factor de impulso de la innovación y el emprendimiento desde el sistema educativo”. Sí, como frase suena muy bien y entra dentro de esa nueva neolengua tan de moda en los últimos tiempos, pero no es más que eso… frases que suenan bien sin dejar nada claro el qué o cómo quieren hacer realmente.

Otro de los aspectos del programa del PSOE es la sensación de que se ha realizado hace demasiado tiempo y ya se ha quedado obsoleto y atrasado. De hecho en el programa se incluye la “intención de crear la Agencia Estatal de Investigación” (pag. 46) algo que ya es absurdo puesto que hace tan solo unas semanas por fin se puso en marcha esta Agencia.

 

En resumen, tanto PP como PSOE presentan dos esbozos muy difuminados, llenos de ideas abstractas y palabras que pretenden sonar bien, pero con poca (o ninguna) determinación en el campo de la ciencia. Las pocas medidas concretas que aportan no tienen término medio: o son demasiado increíbles o, por el contrario, se quedan manifiestamente cortas después de más de 7 años de recortes. Dos partidos que no parecen demostrar demasiado interés en el tema, algo que por otra parte no sorprende si recordamos su actuación en ciencia durante los años que han gobernado.

[Si te ha interesado este artículo, no te pierdas la primera parte de la serie: Ciencia y 20D, los años oscuros]