Encuentran un misterioso gusano bioluminiscente en la selva amazónica de Perú

Miguel Artime
Venas del gusano observadas en detalle. (Crédito imagen Jeff Cremer vía LiveScience.com).
Venas del gusano observadas en detalle. (Crédito imagen Jeff Cremer vía LiveScience.com).

La selva amazónica, en constante regresión por la acción deforestadora del hombre, sigue sorprendiendo a la comunidad científica. Recientemente, un fotógrafo especializado en naturaleza llamado Jeff Cremer, descubrió unas pequeñas criaturas fosforescente en una pared del refugio que se estaba construyendo en un lugar de la selva lluviosa de Perú llamado Refugio Amazonas, cerca del Centro de Investigación Tambopata. Las pequeñas criaturas, que medían 1,5 centímetros de largo, resultaron ser las larvas de un escarabajo aún por identificar. ¿Por qué brillan en la noche? Los entomólogos creen que puede tratarse de un truco con el que atraen a sus presas.

[Relacionado: Gusanos capaces de regenerar su cabeza… pero ¿qué pasa con sus recuerdos?]

Gusanos refulgiendo en la noche. (Crédito imagen: Jeff Cremer vía LiveScience.com).
Gusanos refulgiendo en la noche. (Crédito imagen: Jeff Cremer vía LiveScience.com).

Y es que semienterradas en el suelo, exponiendo únicamente su cabeza luminosa, estas larvas podrían resultar irresistibles para las moscas, hormigas o termitas que pasaran cerca. Para Aaron Pomerantz, un entomólogo que trabaja en la zona en la que se produjo el hallazgo, la emboscada preparada por esta larva sería casi perfecta.

"Lo único que tendría que hacer la larva es cerrar sus mandíbulas una vez que la cena llegase volando hasta su boca".

Detalle de la cabeza del gusano bioluminiscente. (Crédito: Jeff Cremer via LiveScience.com).
Detalle de la cabeza del gusano bioluminiscente. (Crédito: Jeff Cremer via LiveScience.com).

Aficionado a la ciencia ficción, Pomeranz dice tras haber observado a estas larvas alimentándose en la naturaleza, que su estilo de ataque le recuerda al de los gusanos come-hombres que protagonizaban el film de 1990 "Temblores", aunque obviamente a una escala mucho más pequeña.

[Podría interesarte: ¿Cambiaremos las bombillas por plantas bioluminiscentes?]

Pomeranz, que fue uno de los primeros entomólogos que vio a la criatura bioluminiscente después de que el fotógrafo Jeff Cremer le pidiese ayuda para su identificación, cree que podría tratarse de la larva de alguna especie desconocida de escarabajo clic. El curioso nombre viene por el chasquido que producen cuando saltan por el aire al sentirse amenazados.

Aspecto de la larva completa. (Crédito imagen Jeff Cremer vía LiveScience.com)
Aspecto de la larva completa. (Crédito imagen Jeff Cremer vía LiveScience.com)

Existen más de 10.000 especies de escarabajos clic, incluyendo unas 200 capaces de producir luz. Esta extraña y diminuta criatura encontrada en la pluvisilva peruana, podría tratarse de un primo cercano del escarabajo de fuego brasileño o carbunco (Pyrophoprus nyctophanus), un insecto perteneciente al género de los Pyrophorus.

Estos escarabajos brasileños, tienden a agruparse en los montículos de termitas, creando efectos luminosos etéreos por la noche. A pesar de que el parentesco entre las larvas peruanas y estos escarabajos brasileños está aún pendiente de comprobación, si finalmente resultasen estar relacionados, podríamos afirmar que el responsable del fulgor de la larva es una molécula llamada luciferina.

[Relacionado: Los gusanos que sobrevivieron al accidente del Columbia vuelven al espacio]

Me enteré leyendo LiveScience.com.