El viral sobre barbas y bacterias es una solemne tontería

Cuaderno de Ciencias
La barba vuelven a estar de moda

Internet es una herramienta maravillosa. Hoy en día ya nos sirve para casi todo… hacer la compra, realizar transacciones bancarias, comunicarnos con todo el mundo y sobre todo, para informarnos. Pero como toda herramienta siempre, absolutamente siempre, depende del uso que se haga de ella y por supuesto de la persona que la utiliza. Y una de las características propias de este instrumento de información, ya sea para bien como para mal, es su capacidad para extender noticias a una velocidad asombrosa.

En los últimos días infinidad de medios de comunicación han publicado en sus webs, e incluso en sus telediarios un supuesto estudio sobre barbas y bacterias que se ha propagado como la pólvora por internet y que ha llevado a titulares tan llamativos como “Tu barba tiene más bacterias que un retrete”, “Las barbas tienen más gérmenes que un inodoro” o incluso “Besar a alguien con barba es como meter la cabeza en el wáter”… (Podéis hacer una rápida comprobación en vuestro buscador favorito para descubrir algunos de los “magníficos titulares” que han circulado por la red en webs como Antena 3, El País, El Economista, La Voz de Galicia, 20Minutos y un sinfín más de blogs y plataformas)

Personalmente, y a pesar de haber leído la noticia en numerosas cuentas de twitter que considero serias y rigurosas, debo confesar que ya me olía a chamusquina desde el principio. Así pues, en lugar de dejarme llevar por la avalancha que ha creado esta noticia viral, mi curiosidad me impulsó a buscar algo más de información, intentando llegar a la fuente original de donde parten todos estos titulares.

[Relacionado: ¿Sustituirías durante un mes tu jabón, champú y desodorante por una población de bacterias?]

La mayoría de los medios españoles que han publicado la noticia se han basado en la información recogida en el diario británico Daily Mail, que por otro lado siempre suele ofrecer noticias sorprendentes y llamativas pero que peca frecuentemente de un marcado tono amarillista. Aun así, la noticia en el Dailymail no muestra afirmaciones concretas y en su titular incluye preguntas demasiado abiertas y condicionales como “podría” que ya matizan bastante la rigurosidad de la información.

 

Una barba bien conocida

Sin embargo, la pregunta básica es: ¿Dónde está el estudio científico en el que se basan todas estas afirmaciones sobre las barbas?... Pues no está. No lo vais a encontrar porque no existe.

Si tiráis un poco más del hilo comprobaréis que la información que ha corrido estos últimos días por la red no se basa en ningún estudio científico publicado sino en un programa de Televisión de la cadena Koat Channel 7 y Action 7 News.

En este programa de televisión ni siquiera se hace público el número de barbas analizadas, rango de edad de las personas utilizadas para dichas afirmaciones… nada de nada. Tan solo mencionan que “un puñado de valientes hombres dejaron que Action 7 News” analizara sus barbas… ¿Un puñado? ¿Eso cuantas barbas son? ¿Cinco, siete, quizá diez? ¿N=un puñado?

Otra de las cuestiones que llama la atención y que ha sido puesto en los titulares de forma voluntaria (en la mayoría de los casos simplemente copiando el titular de la cadena de televisión) es esa insistencia en indicar que algo es más sucio que un inodoro. ¿Por qué utilizar un retrete como comparación?

Los lectores asiduos de Cuaderno de ciencias ya saben que el inodoro no es, ni mucho menos, el lugar más sucio de la casa. En realidad hay otros objetos y lugares que tienen muchas más bacterias que el váter, como por ejemplo los estropajos, los trapos de cocina o la misma tabla de cortar, así que la utilización de la metáfora del inodoro no es más que otra excusa para llamar la atención. Los carritos de la compra o los pasamanos de las escaleras esconden muchos más gérmenes que un inodoro y no por ello nos llevamos las manos a la cabeza. Que algo tenga más bacterias que un inodoro realmente no significa mucho… De hecho una simple esponja, con la que limpiamos los platos, tiene 200.000 veces más bacterias que la tapa del váter…

[Te interesará: ¿La taza del váter es el lugar más sucio de la casa?... Puede que te sorprendas]

Quien sí se ha hecho eco de esta noticia absurda y viral de una manera más que brillante ha sido David Coil, microbiólogo en la Universidad de California, que ha publicado en Slate una crítica hacia la exagerada misofobia instalada en la sociedad actual.

 

Barba hipster

Que algo contenga bacterias, por sí solo, no es indicativo de nada. Nosotros mismos estamos hechos de millones y millones de bacterias que necesitamos para vivir. ¡Cualquier parte de tu cuerpo tiene bacterias!... Se llama microbiota y es parte de nuestro propio organismo. Es más, en nuestro cuerpo tenemos diez veces más bacterias que células y son necesarias para realizar infinidad de tareas fisiológicas.

Tu barba contiene más bacterias que un inodoro” es una frase que no significa nada. ¿Qué barba y qué inodoro? Porque habrá que tenerlo en cuenta antes de generalizar a todas las barbas del mundo… y por supuesto, en el programa televisivo que ha desencadenado todo este meme sobre barbas hipster tampoco se hace referencia a qué clase de bacterias se han encontrado, qué cantidad por centímetro cuadrado, ni nada que nos pueda hacer pensar que estamos ante un estudio más o menos serio.

Porque parece que es escuchar la palabra “bacteria” y muchos entran en pánico, cuando habrá que saber primero de qué clase de bacteria estamos hablando (Muchas de ellas son necesarias hasta para nuestra higiene personal)

Cualquier parte del cuerpo tiene bacterias… En cada centímetro cuadrado de nuestro organismo hay bacterias. Si se realizase un estudio serio midiendo con rigor la cantidad de bacterias, de qué tipo y su verdadera peligrosidad quizá encontrásemos cientos de zonas de nuestro cuerpo humano repletas de gérmenes… ¿Por qué solo las barbas? ¿Por qué no las manos, los pies, las axilas, o las ingles?

Besar a alguien con barba es como meter la cabeza en el inodoro” Es una de las frases más estúpidas que he leído en los últimos meses en internet. De hecho, si realmente la tomásemos en serio y la aplicásemos hasta sus últimas consecuencias, esto significaría el fin de cualquier tipo de relación sexual puesto que uno de los lugares con más bacterias son nuestras zonas genitales. Perdonadme la ironía pero la raza humana debería buscar un método alternativo de reproducción para evitar la extinción.

Pero lo que sí me resulta más alarmante es la manera en que se ha propagado esta noticia viral. Cientos de miles de personas lo han tuiteado, lo han compartido en Facebook, etc… Algunas simplemente como curiosidad, otras con verdadera preocupación resultante de una sociedad desinformada y con poca cultura científica que está desarrollando un pavor innecesario a amenazas invisibles de todo tipo… Gérmenes malignos que se meten a millones en las barbas, ondas malvadas que inundan la wifi, compuestos químicos invisibles que son rociados desde el cielo. Vivimos un auténtico alud de amenazas ridículas que se ven rápidamente propagadas por el efecto multiplicador de internet y a las que deberíamos enfrentarnos con algo más de sentido común.

 

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: Cliff, el perro que puede detectar infecciones intestinales mediante su olfato]