El supervolcán bajo Yellowstone es más grande de lo que imaginábamos

Cuaderno de Ciencias

Si habéis seguido este blog de Cuaderno de Ciencias el tiempo suficiente es posible que recordéis el artículo que le dedicamos al supervolcán de Yellowstone y de cómo en el año 2011 se descubrió que su tamaño excedía lo esperado. Pues bien, han pasado un par de años, los estudios se han sucedido, las investigaciones se han actualizado y parece que aquellos datos se han quedado cortos… muy cortos.

La reunión anual de la Seismological Society of America ha revelado que el gigante dormido del parque estadounidense no sólo es mayor de lo que hasta ahora se pensaba sino que posee conexiones subterráneas más extensas.

[Relacionado: ¿Se podría estar formando un gigantesco supervolcán en las profundidades del océano Pacífico?]

Desde la Universidad de Utah, el sismólogo Jamie Farrell, mostró sus investigaciones en la convención geológica y afirma que el sistema volcánico bajo Yellowstone es el doble de lo que hasta el momento se había estimado.

Hay que indicar, para los más alarmistas, que estas nuevas dimensiones reflejadas en el estudio no suponen en modo alguno previsiones futuras sobre cuándo podría ser la próxima erupción. En ningún caso esta nueva investigación propone o vaticina una fecha en la que podría suceder el gran evento volcánico, y por supuesto, los geólogos tranquilizan al personal más inquieto indicando que la última gran erupción de la caldera fue hace 640.000 años y las probabilidades de una nueva próximamente son realmente bajas.

[Relacionado: Escapando por los pelos de una erupción volcánica]

Entonces, si las posibilidades son tan escasas, ¿por qué tanto interés en este volcán dormido? … La respuesta radica en sus enormes dimensiones y en las importantes consecuencias, tanto pasadas como futuras, que una eventual erupción podría dejar en gran parte de nuestro planeta. Conocer con exactitud la verdadera dimensión de la caldera subterránea de este supervolcán es un paso importante para poder estimar el tamaño de futuras erupciones.

Para poder clasificarlos, actualmente los geólogos dan el nombre de “supervolcán” cuando puede expulsar, en una sola erupción, cincuenta veces la cantidad de material que expulsó el Krakatoa en 1883.

Y la caldera oculta bajo Yellowstone es muy grande, tan grande que los científicos la llaman el gigante oculto. Hasta ahora los modelos realizados por ordenador de la forma de la cámara de magma nos indican que ocupa un espacio continuo, sin cámaras separadas, a lo largo de entre 30 y 40 millas bajo el Parque. Aun así, todavía no hemos podido calcular sus dimensiones de forma exacta.

Por ello, estudios como el que se ha presentado en estos días, incluyendo una tomografía en 3D de la caldera subterránea, nos ayudan a tener una imagen más completa del cuerpo magmático total.

[Si te ha gustado este artículo, no te pierdas: En las entrañas del volcán más peligroso del mundo]