El dron de unos estudiantes españoles intentará salvar al elefante en África

Cuaderno de Ciencias

Hace tan solo unos días os hablábamos en este mismo blog de las buenas noticias que nos llegaban desde la India en su labor para la recuperación del maravilloso tigre de Bengala. Sin embargo no podemos trasladar esta alegría a otras partes del planeta puesto que a día de hoy aún tenemos infinidad de especies amenazadas de extinción por culpa de la destrucción de su hábitat o de prácticas tan absurdas en la actualidad como la caza ilegal.

En África, hogar de un enorme abanico de especies únicas en la Tierra, todavía persisten determinadas creencias y supercherías absurdas que las ponen en peligro. A pesar de los esfuerzos de muchos de los países africanos el dato es alarmante: Desde 2002 la caza furtiva de elefantes y rinocerontes ha mermado su población un 63% en apenas diez años.

La razón es principalmente el comercio ilegal con sus apéndices más preciados, el marfil de los colmillos en el caso del elefante y el cuerno hecho de pelo de rinoceronte para satisfacer las supersticiones ridículas de quienes aún creen que tiene propiedades afrodisíacas.

 

La caza furtiva amenaza al elefante en África

Las cifras que van apareciendo año a año nos ofrecen un panorama desastroso: En apenas cincuenta años la población de elefantes en África ha descendido vertiginosamente desde los diez millones que existían hace medio siglo, un millón hace diez años, hasta llegar a los alarmantes quinientos mil que subsisten en la actualidad. Los números para los rinocerontes siguen el mismo patrón y de las dos especies diferentes que habitan África, el rinoceronte negro se ha declarado recientemente extinto en 2011 y la población del rinoceronte blanco se reduce a aproximadamente 600.000 ejemplares a día de hoy.

[Relacionado: El delfín del Río Yangtsé se ha extinguido y los humanos tuvimos mucho que ver]

Aun así no hay que dar por perdidos estos dos magníficos animales puesto que, como hemos visto en el caso del tigre, hemos comprobado que cuando las autoridades de los gobiernos, los parques nacionales y los voluntarios trabajan juntos se pueden conseguir grandes objetivos.

Uno de los proyectos más interesantes para salvar al elefante y el rinoceronte lo ha presentado la la organización Wildlife Conservation UAV que lanzó un concurso internacional para frenar la caza furtiva. A la iniciativa se presentaron más de 120 ideas y una de las seleccionadas ha sido el proyecto fin de carrera de cuatro estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC)

 

Los 4 estudiantes con el prototipo presentado

Se trata de un dron capaz de vigilar amplias zonas de selva o sabana que funciona de manera autónoma simplemente con la introducción de las coordenadas en su sistema de navegación.

[Te interesará: La medicina alternativa y el voraz apetito en China provocan tres extinciones en cadena]

Lo han llamado Ranger Drone y como indica en la plataforma SINC uno de sus creadores, Arnau García, “facilitará la tarea de vigilancia de los guardas para que puedan encontrar de forma más rápida las manadas de elefantes o rinocerontes, ya que a través del sistema recibirán las coordenadas exactas del lugar donde están”.

Otra de las importantes características del vehículo no tripulado creado por estos alumnos españoles es su bajo coste, algo que permitirá su implementación en muchos Parques africanos que, por presupuesto, no pueden darse el lujo de conseguir tecnologías demasiado caras.

 

El cuerno de rinoceronte es utilizado para absurdas terapias pseudocientíficas

 

Ranger Drone envía instantáneamente la información y la telemetría obtenida mediante tecnología GSM (telefonía móvil) al lugar donde se encuentran los guardas del Parque, consiguiendo así conocer la localización exacta donde se encuentran los elefantes y rinocerontes vigilados, y reduciendo considerablemente el tiempo de respuesta en caso de detectar furtivos en los alrededores.

Esperemos que los esfuerzos y el trabajo desarrollado en la conservación de estos dos magníficos animales los saque pronto de la temida lista de especies amenazadas y que de aquí a unos años tengamos también buenas noticias para ellos.

[Si te ha interesado este artículo no te pierdas: Grandes noticias para el tigre de Bengala]