Cuaderno de Ciencias

El “bio hacking” abre las puertas a un futuro inquietante

Una de las características más notables del ser humano es sin duda el haber sido capaz de crear herramientas y tecnologías en su provecho. Desde sus orígenes, el hombre ha sabido contemplar la naturaleza, comprender su funcionamiento y desarrollar métodos, invenciones y artilugios que le ayudaran a progresar.

Biotecnologia y sus aplicaciones futurasSin embargo, ninguna tecnología, absolutamente ninguna, está exenta de ser utilizada de manera errónea o directamente maligna. Desde el primer palo afilado por el más avezado homínido hasta el desarrollo de la informática, pasando por la electricidad, el átomo o los satélites, cualquier invento o avance desarrollado por el hombre tiene una serie de ventajas acompañadas, por supuesto, por un conjunto de inconvenientes.

Hace unos días The Atlantic, una de las revistas con más solera de Estados Unidos, publicaba un artículo titulado "Hackeando el ADN del Presidente" que ha levantado bastante revuelo en internet y que ha tenido su continuación en The Bussines Inside, añadiendo microdrones a la amenaza biotecnológica señalada por el artículo original.

[Relacionado: Los mineros del futuro serán bacterias]

En los dos artículos nos encontramos ante unas predicciones de futuro realmente inquietantes: El uso de los avances en genética, informática y nanotecnología aplicados a numerosos campos como el espionaje, el control demográfico o incluso el terrorismo.

Hace solamente unas décadas, decodificar el genoma completo de un ser vivo era un sueño al alcance solo de la ciencia ficción. En enero de este 2012, una empresa de biotecnología anunciaba que había desarrollado un dispositivo capaz de secuenciar el ADN de una persona en solo un día y con un precio aproximado de 1.000 dólares. En un futuro, no muy lejano, quien sabe si cualquiera podría contar en su casa con una máquina capaz de desvelar los secretos genéticos de una persona en un tiempo record y a un precio asequible.

Estos futuros avances dan pie a la imaginación, haciendo posible miles de posibilidades, que en el caso de The Atlantic, se centran en el hacking biotecnológico. En una reciente entrevista, el magnate de la informática Bill Gates afirmaba que si él fuese un joven de hoy en día no se dedicaría a hackear computadoras sino al hacking biológico. Entraríamos así en una era en la que, al igual que actualmente un experto en informática puede crear virus para ordenadores, en un futuro próximo un hacker biotecnológico podría desarrollar fácilmente un virus sintético y utilizarlo contra una persona en particular (el Presidente de Estados Unidos, por poner un ejemplo muy cinematográfico) o contra un país o una sociedad completa.

Recreacion de un mosquito-dronSi a esta inquietante distopía le añadimos la nanotecnología y los desarrollos de microdrones del tamaño de insectos casi indetectables, el futuro puede parecer ciertamente aterrador.

[Te interesará: Diseñan implantes que se disuelven en el interior del cuerpo]

Sin embargo, tanto el artículo de The Atlantic como el de The Bussines Inside caen en los mismos errores y sensacionalismos. Intentar adivinar cómo será el futuro partiendo de la tecnología que disponemos en el presente suele devenir, en la mayoría de los casos, en errores.

Ni siquiera los más famosos "gurús" tecnológicos han podido adelantar tecnologías futuras con un mínimo éxito. ¿Quién acertó a predecir la increíble importancia que Internet tendría en nuestros días? ¿Quién iba a decir tan solo unas décadas la espectacular influencia de invenciones actuales como las redes sociales o de los smartphones?... Hacer de Julio Verne a estas alturas e intentar visualizar cómo será el futuro tecnológico que nos espera en las próximas décadas es una azarosa lotería que puede desarrollarse por caminos que ahora mismo ni se nos ocurren.

Además, el centrarse en la parte negativa de cualquier tecnología puede hacernos olvidar que todas tienen sus desventajas. Con esos mismos elementos (biotecnología, genética y drones) aparecen también innumerables aplicaciones beneficiosas para la Humanidad… por ejemplo, y sin pensar mucho, se podrían erradicar enfermedades como la malaria o el dengue que matan a millones de personas cada año.

En resumen, tener miedo de los posibles usos malvados de una tecnología es absurdo puesto que todos los avances y desarrollos que hemos realizado en la Historia y que realizaremos en el futuro tienen y tendrán su cara amable y su opuesta malvada.

La tecnología que nos permite viajar en unas horas con nuestros hijos desde Madrid a Disneylandia es la misma que utiliza un caza de guerra para bombardear un pequeño poblado en un país del Tercer Mundo… la aviación no es buena o mala en sí misma. Es una herramienta que se puede utilizar de numerosas maneras.

El progreso, racional, social y verdaderamente humano, es intentar usar esas herramientas y tecnologías de la manera más beneficiosa… ni más, ni menos.

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: Atroces experimentos médicos "made in USA"]

Suscríbete a nuestros blogs:

[X]

Cómo subscribirse

Abra cada sección para suscribirse utilizando Añadir a Mi Yahoo o feeds Suscribirse al RSS.

Yahoo Noticias ofrece docenas de feeds RSS que puede leer in Mi Yahoo o usando un software lector de noticias RSS de otro proveedor. Haga clic aquí para más información sobre RSS y cómo puede usarlo con Yahoo Noticias.

Autores/perfiles de blogs