Descubren restos de una gran batalla de la Edad de Bronce

Alfred López
Cuaderno de Ciencias

Durante las excavaciones que se están realizando junto al rio Tollense, en el valle de mismo nombre y en las proximidades de Nuevo Brandeburgo (norte de Alemania), se han encontrado un centenar de esqueletos humanos y restos de caballos que llevan a pensar que murieron durante una batalla.

Dicho hallazgo ha sido datado alrededor del año 1200 a.C. situándolo en la Edad de Bronce.

Junto a los cuerpos, también se han encontrado lo que podrían ser las armas que se utilizaron durante esa batalla, todas ellas hechas de madera.

Los restos encontrados son alrededor de 100 cuerpos humanos, de los cuales ocho tienen importantes lesiones en los huesos y algunos cráneos estaban agujereados. La mayoría de los cuerpos parece que pertenecían a  hombres jóvenes.

[Relacionado: Así era Ötzi cuando estaba vivo]

Las lesiones de los cráneos sugieren que el combate tuvo lugar cara a cara en una batalla, tal vez librada, entre tribus en guerra. Dichas lesiones  podrían haber sido mortales al ser causadas por fuertes golpes asestados en la cabeza.


Uno de los esqueletos encontrados presenta un húmero (brazo) óseo que contiene una punta de flecha incrustada a más de 22 mm del hueso
, además de una fractura en el fémur, lo cual sugiere que esa persona fue herida de muerte y sufrió la caída de un caballo (también se ha hallado en el sitio algunos huesos de caballo).

Los arqueólogos también encontraron restos de dos palos de madera de endrino, que podrían haber sido utilizados como armas.


La disposición en la que se encontraron los restos, el estado de estos y la forma en la que fueron enterrados, apuntan a que se libró una cruenta batalla en el Valle Tollense.

Los arqueólogos, dirigidos por el Dr. Harald Lubke del Centro de Arqueología Báltica y Escandinava de Alemania,  encontraron cerámica, adornos y superficies pavimentadas que podrían ser indicativos de las tumbas formales o rituales funerarios.

Dr. Lubke cree que el conflicto real pudo haber sido librado más al norte del río y que con el tiempo la corriente los fue arrastrando hacia la ubicación actual.

Los restos encontrados representan solo una fracción de la carnicería que pudo ser provocada por esa batalla.

Visto en Spiegel.