Descubren 19 parientes vivos de Ötzi en el Tirol austríaco

Ötzi, el popular hombre de los hielos que vivió en los Alpes hace unos 5300 años, es probablemente la momia humana más estudiada de la historia. A pesar de haber vivido en la edad del cobre, de él sabemos lo que comió en sus últimas horas, las enfermedades que padecía, que tenía tatuajes, su conocimiento de las propiedades curativas de algunas plantas y hongos, su intolerancia a la lactosa, e incluso dónde se crió. Solo faltaba por saber si alguno de sus parientes había sobrevivido hasta nuestros días, y la respuesta es "sí".

[Relacionado: Así era Ötzi cuando vivía]

Tras analizar muestras de ADN de 3.700 donantes de sangre, un estudio genético realizado por científicos del Instituto Nacional de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck ha determinado que Ötzi tiene (al menos) hasta 19 parientes vivos en el Tirol austríaco. Y digo "al menos" porque la muestra como vemos ha sido bastante corta, a poco que se amplíe podrían aparecer muchos más.

Para descubrir a los "primos lejanos" de Ötzti de nuestro tiempo, los científicos buscaron en ellos partes del genoma que se heredan y apenas varían de generación en generación (al coromosoma Y en hombres y el ADN mitocondrial en mujeres).

Las personas que ha pasado por las mismas mutaciones genéticas se ordenan en haplogrupos. Estas agrupaciones permiten a los científicos rastrear las rutas migratorias en nuestro pasado remoto ya que muy a menudo van asociadas a poblaciones definidas y a regiones geográficas. Ötzi por ehemplo pertenecía al haplogrupo G, subcategoría G-L91.

Tal y como ha relatado recientemente Walther Parson, el científico forense que ha realizado el estudio: "En nuestra investigación descubrimos a otras 19 personas con este mismo grupo y subgrupo genético". Hay que decir que en el estudio se rastreó únicamente el genoma del cromosoma Y, por lo que todos los parientes vivos de Ötzi encontrados en este estudio son hombres.

[Podría interesarte: Origen, simbolismo e historia de los primeros tatuajes]

¿Cómo han reaccionado sus parientes al conocer la noticia? Pues de ningún modo, porque de hecho no han sido informados.

Pero volvamos a la momia de nuestro protagonista. A pesar de que desde hace años se estimó que una flecha que se encontró alojada en el pulmón izquierdo podía haber sido la causante de su muerte por exsanguinación, un estudio reciente de su cerebro realizado con TAC, junto a un examen paleoproteomico descubrió que probablemente sufrió una emboscada por parte de enemigos, y que un golpe en la cabeza fue probablemente lo que lo mató.

En cuanto a la búsqueda de más parientes, decir que la investigación sigue en marcha. Según Parson, la mutación genética de Ötzi podría encontrarse presente también en la cercana región suiza de Engadina y en la región italiana de Tirol del Sur.

De hecho Parson acaba de anunciar que ha encontrado socios en Suiza e Italia para proseguir con el estudio en esas dos regiones.

PD. Si tienes mucho interés en conocer más cosas sobre tu pasado remoto, puedes colaborar con National Geographic en el Proyecto genográfico. Por unos pocos euros recibes en casa un kit para toma de muestras de ADN e instrucciones de a dónde enviarlo.

[Relacionado: Exposición en Brasil aviva el debate sobre la llegada de los humanos a América]

Me enteré leyendo Discovery.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente