Creando efectos espectaculares con agua y sonido

Seguro que muchos de vosotros os habréis percatado viendo algún anuncio de coches cómo, en algunas ocasiones, las ruedas o los tapacubos parecen estáticos o incluso moverse hacia atrás a pesar de que el automóvil se desplaza hacia adelante. ¿Cómo es posible? Bueno… En realidad se trata de un efecto óptico producido por la cámara.

Se conoce como efecto estroboscópico y tiene lugar cuando grabamos a una determinada velocidad un movimiento. Si la velocidad de grabación con la que estamos capturando el movimiento coincide con una determinada posición (como en este pequeño gif de ejemplo) entonces nuestra cámara tan sólo grabará determinadas secuencias del proceso, haciéndonos creer que el objeto está inmóvil o incluso que se mueve de diferentes maneras.

[Te interesará: El primer boli que escribe en 3D]

Debemos tener en cuenta que el propio cine se basa en la secuencia de fotogramas estáticos haciéndonos sentir la sensación de movimiento mediante la transición de imágenes a una determinada velocidad por segundo.

Pero pongamos un ejemplo más fácil de comprender… Imagina que te pones a correr dando vueltas a un circuito. Tu velocidad es constante y das una vuelta cada dos minutos. Si yo te hiciera una foto exactamente cada dos minutos, la imagen capturada te mostraría coincidiendo siempre en el mismo sitio y si además, después de muchas tomas, yo montase una pequeña película, curiosamente aparecerías siempre en ese mismo lugar sin que hubiese movimiento… A pesar de estar corriendo, la película te mostraría inmóvil.

Si somos tan hábiles de hacer coincidir esa velocidad de grabación con un determinado movimiento, los efectos estroboscópicos pueden ser realmente asombrosos:

¿Qué ocurre en el video? El autor ha conseguido sincronizar las ondas que emite el equipo de sonido a 24 hz con la grabación de su cámara a 24 fotogramas por segundo. El agua en realidad no está flotando sino que cae al suelo con un cierto desplazamiento motivado por las vibraciones de sonido… Sin embargo, como la cámara recoge solo momentos específicos debido a esos 24 fotogramas, el efecto que se consigue es asombroso.

[Relacionado: El primer milisegundo de una explosión nuclear]

También tenemos que decir que no es la primera vez que aparece un video como éste. Otros usuarios de youtube conociendo la física detrás del efecto estroboscópico han realizado numerosas grabaciones, tan curiosas como esta:

El efecto es tan aparente que puede incluso hacernos creer que un helicóptero puede volar con sus aspas totalmente quietas… Evidentemente, ahora que conocemos cómo funciona este tipo de ilusiones ópticas, ya sabemos que lo que ocurre realmente es que las palas del helicóptero están rotando a una velocidad que coincide con la velocidad en fotogramas por segundo de grabación de la cámara.

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: ¿Afectan las nuevas tecnologías al funcionamiento de nuestro cerebro?]

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente