Científicos chinos desarrollan un huevo artificial transparente

Miguel Artime

Dos científicos del Departamento de Ingeniería Biomédica (integrado en la Escuela de Medicina) de la Universidad de Tsinghua en Pekín, China, han desarrollado un huevo artificial "blando" y transparente, a base de polidimetilsiloxano (PDMS), que imita la curvatura de un huevo real, y que permite observar el desarrollo del embrión en su interior desde todos los ángulos posibles.

[Relacionado: Un fósil capta el instante del ‘nacimiento’ de un vertebrado de hace 248 millones de años]

Lo que ambos científicos intentaban, era crear un sistema simple, de pequeñas dimensiones, fácilmente regulable e ideal para el estudio embrionario, o lo que en argot se llaman un LOC (siglas de Lab On a Chip), que básicamente es un sistema que integra una o varias funciones propias de un laboratorio, en un único objeto de pequeñas dimensiones.

El objetivo pues, era crear un medio para el cultivo seguro de los embriones, y que de paso permitiera observar el desarrollo desde todos los ángulos. Así pues, el hecho de que sea transparente no es solo un interesante "bonus" con el que los no expertos en la materia podemos maravillarnos, sino que era un objetivo fundamental del diseño ya que permitirá visionado en 3D.

Por lo que puedo leer, hasta el momento los científicos que estudiaban el desarrollo embrionario de las aves, tenían que abrir cuidadosamente un agujero en la cáscara del propio huevo y acoplarle luz y una cámara, cuando querían observar el interior. Esta delicada operación, permitía el visionado del embrión desde un único punto de vista según la orientación de la ventana.

[Podría interesarte: Cultivan huesos artificiales a partir de grasa humana]

El nuevo "huevo-en-un-chip", basado en la biomímesis, permite extender significativamente la longitud del período de estudio y cultivo de los embriones. Los huevos eclosionan a los 20 días de incubación, pero este no es el objetivo del huevo artificial, con el que sin embargo han llegado a los 17,5 días de desarrollo.

Este logro es posible gracias a las características del biomaterial con el que lo construyeron (PDMS), gracias al cual el huevo artificial ofrece una plataforma excelente para la obtención de imágenes en vivo, en trabajos científicos con marcadores fluorescentes, a través de microscopios.

Además, la flexibilidad del PDMS permite inyectar sangre o cualquier fluido corporal a los especímenes del interior. La herramienta tiene un gran potencial para el estudio de variaciones genéticas raras, lo que permitiría remplazar ciertos procedimientos más caros y tediosos que se suelen llevar a cabo en los laboratorios convencionales.

Aspecto del huevo artificial transparente con el embrión en su interior. (Captura del vídeo publicado en edge-cdn.net / Elsevier).
Aspecto del huevo artificial transparente con el embrión en su interior. (Captura del vídeo publicado en edge-cdn.net / Elsevier).

El trabajo se publicó en la revista china con sede en Pekín Science China Technological Sciences.

[Relacionado: Espectacular imagen del interior de una mosca gana el Premio Internacional de Microtomografía]

La imagen es una captura de un vídeo publicado en Supplementary Material (Springer Link).

Me enteré leyendo Eurekalert.org.