Australia quiere tener la mayor Reserva Marina del mundo

Una de las asignaturas pendientes que existen en la protección de la naturaleza tiene que ver con los mares. Las reservas naturales son mucho más escasas que las terrestres, a pesar de que nuestro planeta está cubierto en su mayoría por océanos. La reciente propuesta del gobierno australiano de declarar una Reserva Natural marítima en el Mar de Coral viene a paliar dicho problema. Cuando finalmente se lleve a cabo, la Reserva Marina de la Commonwealth en el Mar de Coral contará con 990,000 kilómetros cuadrados, la mayor del mundo.

Entre los ecosistemas que formarán parte de la Reserva se encuentran arrecifes de coral, cayos arenosos, grandes cañones submarinos y una vasta extensión de plataforma continental. Todos estos hábitats son de gran importancia, ya que dan cobijo a una importante biodiversidad, constituyendo un auténtico "punto caliente" biológico.


De hecho, la verdadera importancia de esta Reserva es la de proteger este "punto caliente". Los hotspots de biodiversidad son zonas del planeta que, por sus especiales características, contienen un número de especies muy elevado, mayor del que se podría prever. Los estudios que han dado lugar a esta iniciativa han puesto de manifiesto que en sus aguas aparecen muchas especies únicas, propias de esta región y que se encuentran en peligro. Constituye el último refugio que queda en el Pacífico para el atún, y alberga otras especies depredadoras, entre ellas varias de tiburones.


El plan que ha presentado el gobierno ha tenido en cuenta tanto la protección de la naturaleza como el desarrollo económico de la zona. Se han prohibido las prospecciones petrolíferas y de gas, así como el arrastre y otras artes de pesca consideradas poco sostenibles. Para favorecer el turismo, se permitirá la pesca submarina recreativa, y se mantendrá una extracción controlada de coral.


Sin embargo, esto no ha dejado satisfechos a los grupos conservacionistas, que llevan años luchando por la protección de estos lugares. Uno de los promotores de la iniciativa, el profesor Terry Hughes de la Universidad James Cook, está enormemente satisfecho ante la iniciativa, pero también ha criticado que la pesca sólo se vaya a prohibir en el 51% de la futura Reserva. El plan aún puede sufrir modificaciones, ya que durante los próximos tres meses el gobierno australiano escuchará a las partes implicadas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente