Atención al tremendo error histórico de Mariano Rajoy

Notas a pie de cámara
  • Si Ronald Reagan fue presidente de Estados Unidos entre 1981 y 1989...
  • Si Mitterand fue presidente francés desde 1981 a 1995...
  • Si Helmut Kohl fue canciller alemán desde 1982 a 1998...
  • Si Margaret Thatcher fue primera ministra británica del 79 al 90...

… Entonces algo está mal. O la Historia o el discurso de Mariano Rajoy en su primera comparecencia ante la prensa en tres años, el día después de la debacle electoral del PP en las elecciones municipales y autonómicas de 2015.

Transcripción textual (las mayúsculas son mías)

“Esto ha pasado siempre en la Historia. Siempre que hay una crisis económica y social como la que hemos vivido, los gobiernos sufren y los gobiernos se resienten.  Ustedes recordarán a PRINCIPIOS DE LOS AÑOS 90, con ocasión de la segunda crisis del petróleo, los CAMBIOS QUE SE PRODUJERON nada menos que en Estados Unidos DONDE LLEGÓ REAGAN AL GOBIERNO, en Francia donde LLEGÓ MITTERAND, Alemania donde LLEGÓ KOHL Y solamente TRIUNFÓ en aquellas elecciones la señora THATCHER, en fin, después de los acontecimientos no referidos a crisis económicas y sociales que todos ustedes seguro están recordando”.


Es decir, que Mariano Rajoy argumenta que la crisis del petróleo de principios de los 90 provocó el hundimiento del gobierno estadounidense y algunos europeos.

Por partes.

TEORÍA NÚMERO UNO

Rajoy -como dice textualmente- habla de principios de los 90, de la crisis del petróleo provocada por la Guerra del Golfo. 



PERO ENTONCES, todas las fechas, todos los presidentes y todos los argumentos a los que hace referencia están mal. Erróneos. Equivocados. Son imposibles.

1.- Reagan no pudo llegar al gobierno de Estados Unidos a por culpa de la crisis de petróleo del Golfo porque justo se acababa de ir: ya había sido presidente del país, cargo que acababa de abandonar porque los mandatos sólo pueden ser de ocho años. 

2.- Rajoy podría haberse equivocado de nombre, y referirse al siguiente presidente de Estados Unidos, a George Bush padre. Pero aquí hay que tener en cuenta un pequeño detallito. Nada. Insignificante. Tanto Reagan como Bush son republicanos. Es decir, del MISMO partido. Es decir, que no hubo voto de castigo. 

3.- Miterrand estaba en el poder en esa época, sí, a principios de los 90. Pero no lo echó nadie en las urnas. No se presentó a otra reelección –llevaba gobernando 14 años- porque su cáncer de próstata estaba ya muy avanzado. De hecho, falleció el 8 de enero de 1996, sólo unos meses después de dejar la presidencia del país.

4.- Kohl… Bueno, Kohl aguantó como Canciller alemán hasta 1998, con lo que decir que la crisis del petróleo de principios de los 90 se lo llevó por delante es saber algo que los demás no sabemos.

5.- Y Margaret , la querida Margaret Hilda Thatcher, dejó de ser primera ministra británica en 1990 -¡oh, justo antes de la crisis!. No por la crisis del petróleo –que aún no se había producido- sino por la poll tax, un muy impopular impuesto que le granjeó enemistades incluso dentro de las prietas filas de su propio partido.

TEORÍA NÚMERO DOS

Rajoy habla de otra crisis del petróleo, la Segunda Crisis del Petróleo de verdad. No sucedió a principios de los 90, sino entre mediados de 1978 y finales de 1981 (cuando el precio del petróleo se multiplicó casi por tres).

Entonces cuadran algunas cosas. Pero no todas.

1.- Ronald Reagan sí que derrotó al Demócrata Jimmy Carter  en las urnas en 1981, y sí que tuvo mucho que ver la segunda crisis del petróleo. Carter cometió la enorme torpeza de pedir a los estadounidenses, en un polémico discurso, que ahorraran energía, que no podían permitirse, como país, gastar lo que no tenían. "Ya no podemos gastar tanto", les dijo, "compartid coche, ahorren energía en casa, pongan termostatos", les dijo Carter. Pero se adelantó treinta años a la mentalidad colectiva. Y lo echaron.

2.- Mitterand derrotó a Giscard D'Estaing, en 1981 también, en plena segunda crisis del petróleo, pero no por la crisis del petróleo, sino porque el entonces presidente francés se vió metido en un sucio asunto de sobornos y comisiones en negro del emperador Bokassa de la República Centroafricana.

3.- Kohl también llegó al poder en plena crisis del petróleo -bueno, cuando ya se comenzaba a salir de ella-, en 1982, pero no fue elegido en las urnas. Kohl sucedió como Canciller alemán a Helmut Schimidt en una moción de censura del partido socio del gobierno -la FDP, los liberales almanes- contra su propio socio. La FDP cambió de bando y apoyó a Unión Demócrata Cristiana de Kohl. Así que nada de castigo del pueblo.

 4.- Y Thatcher: Thatcher llega al poder justo al principio de segunda crisis del petróleo. Su partido derrota al del entonces Primer Ministro británico laborista no sólo por el récord de paro que vivía el país entonces -con 1,6 millones de personas sin empleo- sino porque James Callaghan actuó de manera parecida a lo que 25 años después haría Zapatero. "¿Crisis? What crisis?". Callaghan no vio, no quiso ver (y no quiso reconocer) la tremenda crisis económica en la que estaba sumido el país, en la que los sindicatos coordinaron unas brutales huelgas generales que paralizaron el país. Aunque luego, para hacer honor a la Historia, las que le montaron a su sucesora Thatcher por su política ultraliberal, no fueron menores.

Así que, bueno... Precisión histórica no tenía, precisamente, ese argumento de Mariano Rajoy. Ninguna, vamos.

* Por cierto, gracias a mi compañero de Informativos, Ismael Uclés, que me puso sobre la pista del error. Y al compañero de 20Minutos.es Raúl Rodríguez Vega que releyó el texto para asegurarse que mi memoria histórica estuviera en lo cierto.