¿Es un asesino alguien que conduce a 240 kilómetros por hora? ¿Cuántas vidas está poniendo en peligro?

Notas a pie de cámara

 

 

El tipo va conduciendo a 240 kilómetros por hora. Es decir, que no se le ha escapado un poquito el acelerador. O se ha despistado en un cambio de sentido. O ha apurado demasiado al pasar un semáforo en ámbar. No.

El chaval conduce a 240 kilómetros por hora. ¿Pueden visualizar lo que es eso? Imaginen cómo les pasaría ese coche a su lado, mientras ustedes van conduciendo a los reglamentarios 100 kilómetros por hora.

Por lo tanto, podemos concluir que el tipo es un delincuente. Incluso, incluso, podríamos llamarlo… asesino en potencia. ¿Qué opináis vosotros?

 

Conduce a 240 kilómetros por hora y graba su hazaña.

 

El chaval -22 añitos- sube a una máquina de matar, (perdón, de transportar) y la pone al límite de su capacidad. Sin ni siquiera pensar en sus consecuencias. Es como si un tipo se pusiera a disparar al aire en plena calle. O si se pusiera a blandir un afiladísimo cuchillo jamonero medio metro a diestra y siniestra en plan samurái. Opps, te he rebanado la yugular. Vaya, una bala te ha atravesado el cráneo. Perdona, pero tenías que haberte apartado. Culpa tuya por cruzarte en mi camino.

¿Cómo calificamos a este tipo de personas que, conscientemente, ponen en serio riesgo la vida de los demás? A personas como ese chaval de 22 años que acaba de ser imputado por la Guardia Civil por circular a 240 kilómetros por hora en la N-301, la carretera que une Madrid con Cartagena, entre los kilómetros 170 al 161. Lo atraparon porque grabó en video su hazaña -¡campeón, machote!- y la subió a una red social.

La pena máxima a la que podría ser condenado por un delito contra la seguridad del tráfico es de tres a seis meses de prisión. También podrían condenarlo a un máximo de noventa días de trabajo en beneficio de la comunidad (más una multa) y a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo máximo de cuatro años. ¿Y si hubiera matado a alguien? ¿Cómo se deshace eso?

¿Qué le decimos a personas como la familia de Irene? El 27 de diciembre, esta joven española paseaba por la acera con su novio, cerca de su casa en Londres -donde había ido a buscar trabajo que aquí no tenía-, cuando dos coches los embistieron por la espalda. Iban a tanta velocidad que se salieron de la carretera y derribaron un muro. Ella murió. Su novio resultó herido de gravedad. Todo apunta a que los conductores,  dos chicos de 23 y 24 años, participaban en una carrera ilegal.

¿Qué le decimos a esa familia rota de dolor para siempre?

Postdata,

Por cierto, reveladores algunos tuits defendiendo al conductor. Fijaos en esta conversación. Los coches de hoy son muy seguros, se puede ir rápido. Con mentalidades así ¿qué hacemos? ¿Cómo protegemos la vida de del resto de personas?

 

Argumentando las locuras al volante

 

 

 

Vídeo relacionado

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines