Entradas de blog por José de Toledo

  • Cómo una infección puede cambiar el comportamiento

    Roedores que dejan de temer a los gatos, o gambas que se vuelven caníbales son algunos de los ejemplos de los cambios que un parásito puede provocar en animales

    Un gato juega con un ratón en Alemania el 20 de diciembre de 2014Un gato juega con un ratón en Alemania el 20 de diciembre de 2014
    Que un animal enfermo cambie su forma de comportarse – que esté “bajo de ánimos” - no parece ninguna novedad. Pero demostrar que una infección por parte de un parásito cambia el comportamiento, las estrategias de supervivencia, de un ser vivo ya es otra cosa y sí es noticia. O más bien noticias, ya que han salido dos artículos que tratan precisamente sobre este tema.

    Los casos no podrían ser más distintos. En el primer artículo se habla sobre canibalismo en un pequeño crustáceo parecido a una gamba. Y en el segundo, de cómo un parásito bastante común hace que las ratas no sólo pierdan el miedo a sus depredadores, si no que incluso los busquen.

     

    Gambas “zombies”

    Dos ejemplares de <i>Gammarus duebeni celticus.<br /><br /></i>Credit: University of LeedsEl canibalismo no es algo raro en crustáceos. De hecho, es relativamente común que los adultos de una especie cacen a los juveniles para alimentarse. Visto así, no parece que una infección afecte en nada.

    [Te puede interesar: “Alien vs. Predator” en los ríos europeos, y van ganando los depredadores]

    Pero el caso de Gammarus

    Más información »de Cómo una infección puede cambiar el comportamiento
  • Los cazadores son buenos para la naturaleza

    Las personas más dispuestas a colaborar con la protección de la naturaleza son los cazadores y los aficionados a la observación de aves

    AP Photo/Detroit News, Todd McInturfAP Photo/Detroit News, Todd McInturf
    ¿Quién ayuda más a conservar la naturaleza? La pregunta puede parecer algo extraña, pero resulta muy importante. A la hora de diseñar programas de conservación, hace falta saber a quién van dirigidos, tener claro cuáles son tus aliados. Según un estudio reciente, la cosa está muy clara: los aficionados a las aves y los cazadores. Con mucha diferencia.

    Lo de los ornitólogos aficionados – observadores de aves o birdwatcher en inglés – resulta más o menos obvio. Lo de los cazadores no tanto, y además da pié a malos entendidos. Así que es mejor aclarar de qué hablamos, para poder sacar las conclusiones apropiadas.

    Con cazadores nos referimos a los buenos cazadores. A los que tienen sus permisos, cumplen con las leyes. Igual es más sencillo definir quiénes no son: los furtivos. Que, por cierto, son una minoría, ya que los cazadores que se rigen por las buenas prácticas los superan, y mucho, en número.

    [Te puede interesar: La caza furtiva supone una crisis para la conservación]

    Pero mucho

    Más información »de Los cazadores son buenos para la naturaleza
  • Resuelto el misterio que desconcertó a Darwin

    Un análisis en detalle consigue acabar con un debate de más de 180 años

    Interpretación artística de lso fósiles descubiertos por Charles Darwin. REUTERS/Peter Schouten/Handout Interpretación artística de lso fósiles descubiertos por Charles Darwin. REUTERS/Peter Schouten/Handout
    Pocas cosas le gustan más a un científico que un misterio sin resolver. Y al mismo tiempo resulta algo molesto, ya que el objetivo de la ciencia es precisamente arrojar luz sobre estos misterios. Así que un artículo en el que se da respuesta a un debate de 180 años, siempre es interesante.

    De acuerdo, pero, ¿cuál es el misterio? La pregunta que no se ha podido resolver hasta ahora es de dónde venían unos animales muy curiosos. Según Charles Darwin, que fue quien descubrió los fósiles, se trataba de “los animales más extraños descubiertos hasta la fecha”.

    [Te puede interesar: Resuelto el misterio de la “larva monstruosa”]

    Y es comprensible que los definiese así. Uno de ellos parecía un camello, pero sin jorobas y con trompa de elefante. Otro era una curiosa mezcla entre un hipopótamo, un rinoceronte y un roedor. Todos ellos, en resumen, compartían características de mamíferos africanos y norteamericanos.

    Porque ahí era donde estaba realmente la duda. Si los “primos evolutivos” de los

    Más información »de Resuelto el misterio que desconcertó a Darwin
  • Hallada una nueva especie de tapaculos

    Se trata de un pequeño ave sudamericana que hasta ahora había pasado desapercibida

    Fotografía de la especie recién descubierta de tapaculo, <i>Scytalopus perijanus</i>.<br /><br />Crédito: A. Cuervo
    Guardada en un museo durante más de 70 años. Así se ha pasado una nueva especie, que acaba de ser “descubierta”. O mejor dicho, tal y como se explica en un artículo reciente, descrita de manera científica. Se trata de un pequeño pájaro de la zona tropical de Sudamérica, que recibe el nombre de Tapaculo Perijá (Scytalopus perijanus).

    Aunque, en realidad, podríamos considerar que la especie se ha descubierto dos veces. La primera, entre 1941-1942 cuando una expedición científica recogió ejemplares de este ave y lo envió al Museo Smithsoniano. Y la segunda entre 2007 y 2008, cuando se estudió en profundidad la diversidad del Monte Perijá y se determinó la nueva especie.

    [Te puede interesar: Encontrada una nueva especie de dragón marino]

    Un pequeño comentario, antes de entrar en detalle. En España tenemos también tapaculos, aunque no tienen ninguna relación. En este caso, se trata de arbustos del género Rosa, y reciben su nombre común por las propiedades astringentes de sus frutos.

    Más información »de Hallada una nueva especie de tapaculos
  • Encuentran caracoles de cristal en una cueva española

    Estos pequeños animales tienen la concha transparente, lo que les da un aspecto cristalino

    Imágenes de la especie <i>Zospeum vasconicum</i> de la Cueva de la Ermita de Sandaili.<br /><br />Crédito: Adrienne Jochum; CC-BY 4.0Una cueva profunda donde no entra la luz no parece el sitio más prometedor para encontrar nuevas especies, al menos a priori. Y sin embargo, allí es donde se han encontrado dos organismos desconocidos para la ciencia hasta ahora, en un sistema de cuevas del norte de España. En un artículo reciente se da una descripción de estos animales.

    Las cuevas son bastante conocidas, así que habría que preguntarse cómo es posible que nadie hubiese dado antes con estos animales. En ambos casos se trata de caracoles del género Zospeum, un grupo biológico también conocido.

    [Te puede interesar: Seres vivos en la cueva más profunda de la Tierra]

    El nombre común de estos animales ya nos puede dar una pista. Se los conoce popularmente como “caracoles de cristal”, debido a que su concha es completamente transparente. A fin de cuentas, si vives en una cueva sin luz, no te sirve de nada tener el cuerpo coloreado.

    Así que han pasado desapercibidos entre otras cosas por ser transparentes. Pero no sólo eso,

    Más información »de Encuentran caracoles de cristal en una cueva española
  • Los humanos tenemos genes de bacterias

    En nuestro genoma aparecen ciertos genes que hemos recibido de las bacterias y no de ningún ancestro evolutivo

    La genética nunca dejará de dar sorpresas. Por ejemplo, comprobar que los humanos tenemos genes de bacterias. Mejor dicho, porque esto es lo que se explica en un artículo reciente, que en nuestro genoma hay secuencias foráneas que vienen de bacterias, esto sí es una sorpresa. Estamos hablando de adquisiciones recientes, y con genes activos e importantes.

    Este tipo de situaciones se conocen desde hace tiempo, pero en bacterias. Se conoce como Transferencia Horizontal de Genes (THG), y es el mecanismo por el que las bacterias desarrollan tan rápidamente resistencia a los antibióticos. También se conocían desde hace tiempo situaciones así en animales, pero sólo en organismos sencillos, como los nemátodos – un tipo de gusanos.

    Sin embargo, que la THG se pudiese dar en animales más complejos no se había comprobado. Se sospechaba, pero nunca se había podido confirmar. Ahora se ha hecho, y con una seguridad sorprendente.

    [Te puede interesar: Los humanos modernos tenemos genes neandertales]

    En

    Más información »de Los humanos tenemos genes de bacterias
  • Nuevos y viejos sabores para la cerveza, de mano de los científicos

    En dos artículos recientes se dan nuevas recetas para elaborar cerveza. En un caso recuperando lo que se hacía a mediados del siglo XIX, y en el segundo gracias a una nueva levadura híbrida

    Vasos con cerveza en un bar en California (EEUU), el 7 de febrero de 2014Vasos con cerveza en un bar en California (EEUU), el 7 de febrero de 2014
    Podrá gustarnos más o menos, pero es imposible negar que la cerveza es un gran negocio a nivel mundial. Y como suele ocurrir, se mira a la ciencia y la tecnología para poder seguir mejorándolo. Recientemente se han publicado dos artículos relacionados con el mundo de la cerveza, cada uno con un objetivo distinto.

    No sólo es distinto el objetivo, si no que también el enfoque. El primer artículo mira hacia el pasado, tratando de descifrar la receta de cervezas antiguas. En el segundo caso, la vista está puesta en el futuro, ya que han “creado” una nueva levadura para realizar la fermentación.

    Aprendiendo del pasado

    Recuperar recetas antiguas de cerveza se ha convertido en el objetivo de muchos productores de esta bebida. El problema es que no resulta sencillo, ya que no quedan muchas. O bien se bebían, o se reutilizaban los envases.

    [Te puede interesar: Con los restos de fabricar cerveza se pueden crear huesos]

    Sin embargo, alguna queda. Por ejemplo, en un barco hundido de mediados del

    Más información »de Nuevos y viejos sabores para la cerveza, de mano de los científicos
  • Los humanos nos parecemos más a nuestros padres que a nuestras madres

    Aunque la cantidad de genoma que heredamos de cada progenitor es la misma, “usamos” más genes de nuestros padres que de nuestras madres

    Los seres humanos nos parecemos a nuestros padres. Como todos los animales, ya que la mitad de nuestros genes los heredamos de nuestra madre y la otra mitad de nuestro padre. Pero según ha demostrado un equipo de científicos, genéticamente somos más parecidos a nuestros padres.

    Que, dicho así, parece un contrasentido. Pero no lo es, ya que a lo que se refieren los investigadores es a la expresión de los genes. Lo que es realmente importante, ya que los genes que se expresan son los que se traducen a proteínas, que son las que realizan las funciones – estructurales, enzimáticas o de regulación.

    [Te puede interesar: Un padre, dos madres, un embrión: el ensayo clínico que desata el debate]

    Lo que se explica en el artículo es que, de los dos pares de genes que tenemos para cada función, se utilizan más los que vienen por vía paterna. Esto es relativamente fácil de comprobar: como las dos copias, “la de papá y la de mamá” no son exactamente iguales, basta con cuantificar cuántas hay de cada

    Más información »de Los humanos nos parecemos más a nuestros padres que a nuestras madres
  • Un pájaro que vuelve a la vida 73 años después

    Por primera vez desde 1941 se han encontrado individuos de timalí de Jerdon en Myanmar

    Fotografía de uno de los individuos de Timalí de Jerdon (<i>Chrisomma altirostre</i>). Se tomaron muestras de sangre y tejidos de varios individuos, que fueron puestos en libertad con posterioridad.<br />Crédito: ROBERT TIZARD/WCS
    Desde 1941 no se había visto ningún timalí de Jerdon (Chrysomma altirostre), un pequeño pajarillo que habita las praderas de Myanmar. Así que era más que lógico considerar que se había extinguido. Sin embargo, en el mes de mayo del pasado año se localizó un individuo. Y después algunos más, demostrando que esta especie seguía viva.

    Pero, ¿cómo es posible que cualquier animal haya pasado desapercibido durante 73 años? Por dos motivos. El primero bastante obvio: su pequeño tamaño. Un ave de gran tamaño no habría estado “desaparecido” tanto tiempo.

    [Te puede interesar: El “ciervo vampiro” de Afganistán sigue existiendo]

    El segundo factor es más preocupante. Esta especie vive en un hábitat muy particular. Se trata de praderas de herbáceas, que antes eran muy comunes en esta parte del planeta. Pero hoy en día, debido al desarrollo de la agricultura y al crecimiento de las poblaciones humanas, cada vez son más raras y menos extensas.

    Como cada vez tenía menos sitio en donde vivir, el número

    Más información »de Un pájaro que vuelve a la vida 73 años después
  • Los escépticos del cambio climático se convierten en profetas

    El principal centro fundado para apoyar las hipótesis contrarias a la influencia humana en el clima publican un informe donde se demuestra que el calentamiento está provocado por el hombre

    Terreno agrietado por la sequía en Hakskeenpan, Sudáfrica. EFE/ArchivoTerreno agrietado por la sequía en Hakskeenpan, Sudáfrica. EFE/Archivo
    No es la primera vez que ocurre un caso así. La realidad científica es muy terca, por lo que los casos en los que los “escépticos” que confirman una teoría. En esta ocasión se trata del Berkeley Earth, una institución referencia entre los negacionistas del cambio climático...que ha terminado por confirmarlo.

    Sería bueno empezar por ser justos. Esta institución no se basa en negar el cambio climático. La razón con la que se fundó, su objetivo principal, era realizar estudios imparciales. Dar cabida a las críticas de los escépticos, estudiarlas, y llegado el caso demostrarlas o desmontarlas. El hecho de que famosos negacionistas – los hermanos Koch, principalmente – estén detrás de su financiación no afecta a los investigadores.

    Pero realmente, ¿qué es lo que han hecho, cuál es la novedad de sus estudios? Para empezar, sus conclusiones se basan en la serie histórica más larga analizada hasta ahora. Han trabajado con datos que se remontan cien años más que el resto de informes.

    [Te puede

    Más información »de Los escépticos del cambio climático se convierten en profetas

Paginación

(129 Historias)