¿Qué es lo que vio el Curiosity en el horizonte de Marte?

Astronomía para terrícolas

Una de las primeras imágenes en blanco y negro enviadas por el rover Curiosity tras su amartizaje muestra en el horizonte una tenue mancha difuminada aunque perfectamente distinguible, similar a una especie de señal de humo. Obviamente, los aficionados a la especulación encontraron la imagen irresistible desde el principio. ¿Qué demonios era aquello?

[Relacionado: La NASA encuentra un elefante en Marte]

Para darle más interés aún al misterio, en una nueva batería de imágenes tomadas por la misma cámara, dos horas más tarde, aquel manchurrón gaseoso dejó de percibirse en el horizonte. ¿Cómo explicarlo?

Bien, según informan algunos entusiastas en Los Angeles Times, una de las posibles explicaciones a la nube de polvo que se aprecia es que la cámara del Curiosity haya tenido la enorme fortuna de captar los restos del impacto del space-crane (la grúa espacial que posó suavemente al rover sobre el suelo) contra el suelo marciano.

Los ingenieros que colaboraron en ese artículo reconocen que en caso de ser así, se trataría de una "locura de coincidencia". De hecho, otros expertos reconocían que podría tratarse simplemente de suciedad en las lentes, o tal vez un remolino de polvo moviéndose a lo lejos.

[Podría interesarte: Marte, el planeta del agua]

Pero a medida que los satélites que orbitan Marte fueron enviando más fotos del lugar exacto de amartizaje, la primera posibilidad fue ganando enteros. En una foto posterior, dada a conocer recientemente por la NASA y a la que han dado en llamar "imagen de la escena del crimen" se aprecia la disposición de los distintos elementos de la llegada a Marte del rover, desperdigados por el suelo.

La foto revela que la "sky crane" chocó contra el suelo del cráter a una distancia de 610 metros del rover, justo en la misma dirección hacia la que apuntaba la cámara del Curiosity cuando tomó la primera foto de la mancha de humo.

Tras conocerse este dato, el director de la misión, Michael Watkins, indicó que si se confirma el dato, "sería increiblemente afortunado, una locura de coincidencia".

[Relacionado: ¿Debemos ir a Marte?]

Sea como sea, esta misión parece estar tocada por la varita de la buena suerte. Primero los satélites de la NASA fueron capaces de fotografiar a la cápsula mientras descendía frenada por el paracaídas supersónico, y ahora las primeras fotos de prueba del rover podrían haber captado el remolino provocado por la grúa espacial tras su impacto contra el polvo marciano.

Y esto no ha hecho más que empezar. Nos esperan dos años apasionantes por delante.

Me enteré leyendo Yahoo! news.