Opportunity despierta de su letargo con una impresionante postal marciana

En enero de 2004 llegaba a Marte el vehículo robótico de la misión MER2 de la NASA. Se trataba de un rover de unos 185 kilos de peso al que habitualmente conocemos como Opportunity.

Un pequeño milagro de la tecnología terrestre recorriendo la superficie de otro mundo que no deja de sorprendernos con las imágenes que nos envía día tras día. Y hablamos de "milagro" porque la misión del Opportunity tenía una duración estimada de aproximadamente tres meses y ahí sigue... más de ocho años en funcionamiento y aún continúa vivito y coleando por las arenas y cráteres del planeta rojo.

Sobrevivir a otro duro invierno en Marte ha sido su última hazaña.

El rover ha pasado los últimos cinco meses hibernando como un oso resguardado en el cráter Endeavour, esperando a que pase la oscura estación invernal y vuelva la luz que le permita funcionar gracias a sus paneles solares.

[Relacionado: Misterios sobre Marte que podríamos resolver en menos de un año]

Recordemos que por estas mismas fechas hace un año la NASA daba oficialmente por "fallecido" a su hermano gemelo, el rover Spirit que se quedó atrapado en las arenas de un desolado paraje llamado Troy. Desde aquel momento, y hasta la llegada de Curiosity, el nuevo todoterreno marciano de la NASA previsto para el próximo mes de agosto, el Opportunity se encuentra solo en Marte... una especie de "Wall-E" deambulando de aquí para allá sobre los insólitos parajes de un planeta desierto.

Sea como sea, lo cierto es que el Opportunity ya se ha despertado de su letargo invernal y la mejor manera de desperezarse es retomar sus actividades, volviendo a lo que mejor sabe hacer: regalarnos imágenes espectaculares.

Y lo primero que nos ofrece es un fascinante panorama desde el mismo lugar donde ha pasado los últimos meses "durmiendo". La NASA la ha titulado como "Opportunity's Selfie" y es como abrir los ojos después de una larga siesta y contemplar el paisaje desde el cráter Endeavour hasta perder la vista en el horizonte.

Como podéis comprobar, el pequeño rover es un buen fotógrafo puesto que ha aprovechado el mejor momento del día marciano, entre las 4 y las 5 de la tarde, para recoger el máximo de luz mediante los sensores de su cámara panorámica.

El resultado es una espléndida fotografía compuesta de varias tomas unidas que componen una de las mejores vistas que tenemos desde Marte. Una espectacular postal enviada por uno de los turistas más intrépidos de todos los tiempos.

[Si quieres saber más sobre las curiosidades de nuestro planeta vecino seguro que te gustará: La NASA encuentra "un elefante" en Marte]

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente