Los políticos impiden que encontremos una inteligencia extraterrestre

Seth Shostak dando una charla sobre S.E.T.I. en 2011. (Crédito imagen: Frederick M. Brown/Getty Images)
Seth Shostak dando una charla sobre S.E.T.I. en 2011. (Crédito imagen: Frederick M. Brown/Getty Images)

 

Uno de mis héroes favoritos, el astrónomo Seth Shostak (alias "SETI boy") acaba de publicar una carta en The Conversation en la que dedica unas "cariñosas" palabras a los políticos estadounidenses. Su carta refleja la frustración que le producen los recortes en la financiación de los proyectos SETI, siglas que definen la búsqueda de vida extraterrestre a través del estudio de ondas de radio o lumínicas de origen no natural, procedentes del espacio. De sus declaraciones se deduce que Shostak cree que si no los hemos encontrado todavía es simplemente porque los políticos no quieren.

[Relacionado: Seth Shostak cree que descubriremos inteligencia extraterrestre en 24 años]

Shostak hace un repaso al caudal de conocimiento nuevo del universo que los astrónomos han adquirido en las dos últimas décadas. En su opinión existen tres esquemas diferentes para buscar vida extraterrestre, dos avanzan lentamente, la tercera simplemente ha sido dejada de lado.

Sobre el primer esquema, en su opinión es magnífico todo cuanto hemos aprendido "directamente" sobre Marte, gracias a robots cada vez más avanzados que visitan regularmente el planeta rojo. Sin embargo alerta: "Todos esos esfuerzos vienen encaminados a detectar restos fosilizados de la vida que un día pudo haber en Marte". No olvida las mucho más prometedoras distantes lunas heladas de Júpiter y Saturno, pero se queja de que al ritmo "perezoso" que la financiación de la NASA les permite acelerar, "los proyectos para reconocer estas zonas están aún en las pizarras de dibujo, y no en el espacio".

Prosigue haciendo una mención especial al segundo esquema, la detección de distantes exoplanetas mediante el empleo de telescopios espaciales como el Keppler, "técnicas que nos permiten descubrir un nuevo mundo casi a diario". A pesar de quejarse de la lentitud de los progresos en tecnología que nos permita "olisquear" las atmósferas de aquellos mundos, se confiesa impresionado por su abundancia. Declara: "parece que la mayoría de estrellas cuentan con planetas, lo que implica la existencia de un billón de pequeños cuerpos solo en nuestra galaxia". Aunque solo nos centrásemos en los que orbitan a sus estrellas en las regiones habitables,"la Vía Láctea podría contar con decenas de miles de primos de la Tierra".

[Podría interesarte: Señal Wow! ¿Eran los extraterrestres?]

Finalmente se centra en su especialidad, el tercer esquema, los proyectos SETI y afirma lo siquiente: "El tercer enfoque para encontrar biología fuera de la Tierra, busca más allá de los microbios y se centra en la vida inteligente, espiando las señales de radio o las luces láser. Para acelerar esta búsqueda harían falta más antenas y mejores receptores, pero una vez más, la financiación es el factor que lo limita todo".

Imagen del Allen Telescope Array tomada por Seth Shostak. El Instituto SETI usa estos discos en el norte de California para buscar señales de radio procedentes de civilizaciones extraterrestres. (Crédito imagen: Space.com).
Imagen del Allen Telescope Array tomada por Seth Shostak. El Instituto SETI usa estos discos en el norte de California para buscar señales de radio procedentes de civilizaciones extraterrestres. (Crédito imagen: Space.com).

Para poner el problema en perspectiva, hace unas sencillas cuentas: "considere que el presupuesto proyectado por la NASA para el año 2015, rondará los 2.500 millones de dólares para ciencia planetaria, astrofísica y la continuación de los trabajos en el nuevo telescopio espacial James Webb". (Todos ellos englobados en los citados esquemas 1º y 2º). Y prosigue: "Esa cantidad está por debajo de una milésima parte de todo el presupuesto federal".

"Bien", se queja, "pues los presupuestos para SETI son mil veces menores aún". Finalmente Shostak remata: "Así que todo se reduce a esto: no sabemos a ciencia cierta si hay vida en el espacio, pero las circunstancias del universo ciertamente sugieren que esta es una idea plausible. Encontrarla sería extraordinariamente emocionante, pero debido a que la rentabilidad es incierta, las inversiones en esta búsqueda han sido modestas. Obviamente, si uno no sube la apuesta nunca ganará el bote. Y eso es una cuestión de voluntad".

En tiempos de crisis muchos verán en las palabras de Shostak poco menos que una ofensa a lo que consideran ético, argumentando que el dinero estaría mejor gastado invirtiendo en esto o en lo otro, pero lo cierto es que hay que quitarse el sombrero por el esfuerzo que el septuagenario paladín del SETI sigue asumiendo, a pesar de los constantes desaires recibidos a lo largo de sus muchos años de incansable labor. Genio y figura...

[Relacionado: Detectar vida extraterrestre: un objetivo al alcance]

Me enteré leyendo The Washington Post.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente