La historia del “ovni estrellado” en Canadá

Astronomía para terrícolas

Estos días circulan por la red unas curiosas imágenes de los años 50 sobre aspectos técnicos nunca vistos de un proyecto de construcción "futurista" para una aeronave lenticular que se dio en llamar 1794.

[Relacionado: El misterio del Ovni que aparece en un cuadro del siglo XV]

Según el informe, recientemente desclasificado por las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos (USAF), se concluía que la estabilización y el control de esta aeronave con forma de platillo, empleando motores jet como propulsores, era factible. Se hablaba de características como el despegue vertical (como los helicópteros) y de velocidades máximas entre el Mach 3 y el 4.

El techo a alcanzar serían los 100.000 pies (más de 30 km sobre el suelo) y la autonomía estimada era de 1.000 millas náuticas (1850 kms). El coste estimado del desarrollo de la aeronave, y de su producción, superaba los 3 millones de dólares, y hablamos del año 1956.

Por lo que puedo leer en el NDC blog, la USAF asignó el trabajo a una empresa canadiense con sede en Ontario, Avro Aircraft Limited con resultados nada alentadores.

Los registros de la División de Sistemas Aeronáuticas de la USAF podría contener alguna joya más de la cultura del disparate, ya que queda claro que estas aeronaves estaban inspiradas por la cultura popular, en plena vorágine de avistamientos de platillos volantes, especialmente tras Roswell 1947.

[Podría interesarte: El avistamiento de un presunto OVNI alerta a Oriente Medio]

Si repasamos la clase de películas que llenaban los cines de la época, vemos por ejemplo que en 1956 se estrenó La Tierra contra los platillos volantes, La invasión de los ladrones de cuerpos, Planeta Prohibido y Conquistaron el Mundo entre otros clásicos del Cine B.

Parece claro que el ejército estadounidense, en plena guerra fría, no era ajeno a la afición de su pueblo por las naves con apariencia alienígena, de ahí que a pesar de su nula navegabilidad, se lanzaran a estudiar la posibilidad para emplearla como arma ventajosa contra el enemigo soviético.

La cosa acabó en dinero tirado, tal y comenta nuestro compañero Alejandro Agostinelli en Toda la verdad sobre el "platillo estrellado" en Canadá. De hecho uno de los pocos logros alcanzados por la compañía Avro fue el de convencer a la USAF que cosas como esas no podían volar, por lo que en 1952 el proyecto ya había sido abandonado por el gobierno canadiense, que fue quien proporcionó los fondos iniciales.

[Relacionado: Desvelado el misterio del objeto submarino en el Mar Báltico]

El proyecto 1794 se canceló definitivamente en 1961, no sin dejar algunas curiosas imágenes sobre el Avro Car 6 que pueden verse en Youtube.

Me enteré leyendo NDC.