El sol eyecta la llamarada solar más poderosa de todo 2014

Miguel Artime

Hace dos días (concretamente a las 00:49 horas GMT del pasado sábado) el sol disparó una gran llamarada que los expertos confirman ahora, no solo como la mayor en todo lo que va de 2014 sino como una de las más potentes de los últimos años. El punto de partida de la enorme llamarada (de clase X4.9) fue una mancha solar llamada AR1990. Si hemos podido ver esa enorme explosión de plasma es gracias a la sonda de la NASA SDO (Observatorio Dinámico Solar).

[Relacionado: Supertormentas solares: sin pánico, pero hay que estar preparados]

Antes de que nadie se inquiete hay que decir que la Tierra no está en peligro por esta llamarada, al menos eso afirman los expertos de la web Spaceweather.com. La mancha solar AR1990 (anteriormente conocida como AR1967) se localiza en el linde sudeste del sol, en una dirección que no apunta hacia la Tierra. Esta es la tercera vez que la mancha aparece en el disco observable del sol desde nuestro planeta.

Bajos estas líneas podéis apreciar un vídeo de la eyección de masa coronal, o CME, del pasado lunes.

Tony Phillips, astrónomo de Spaceweather.com, comentó en esa web que la última vez que la mancha AR1967 regresó a la cara visible de nuestro astro rey, fue de hecho el pasado lunes 25 de febrero, poco antes de lanzar la erupción que produjo una llamara solar de clase X4.9. En su opinión, la CME del lunes fue una de las más fuertes del actual ciclo solar.

Sin embargo, la Tierra no se ha librado del peligro por completo, porque esta región sigue girando por el disco solar y se acercará más a nuestros dominios hacia la próxima semana.

[Podría interesarte: El Sol a punto de intercambiar sus polos (y el mundo no se acabará)]

Las llamaradas de clase X son las más potentes de las que se generan durante las tormentas solares. Si la que captó el pasado lunes el SDO hubiese venido dirigida hacia la Tierra, podría haber provocado una tormenta geomagnética de bastante seriedad. Esto significa que podría haber dañado a los satélites y astronautas que se encuentran en la órbita terrestre.

De hecho, el pasado mes de enero una llamarada solar provocó un retraso en el lanzamiento de una nave privada con destino a la Estación Espacial Internacional.

Sobre la CME del pasado lunes, Tony Phillps escribió también: "Basándonos en las radioemisiones, la onda de choque viajó a unos 2.000 Km/s. Si una llamarada con esa velocidad golpease a la Tierra, la tormenta geomagnética resultante podría ser severa".

En la actualidad, el sol se encuentra en la fase activa de su ciclo de actividad de 11 años. A pesar que las tormentas de clase X son las más poderosas, las de nivel medio (llamadas de clase M) provocan las famosas auroras boreales. Las de clase C, son consideradas las más débiles.

[Relacionado: ¿Deberíamos preocuparnos ante el próximo Máximo Solar?]

Me enteré leyendo Space.com.