El paso cercano de un asteroide este domingo muestra nuestras carencias

Astronomía para terrícolas
Recreacion artistica del asteroide 2014 RC realizada por la NASA

Seguro que recordáis alguna película de ciencia ficción en el que un grupo de astrónomos descubre un gigantesco asteroide que se cruza en nuestra trayectoria y todo el mundo, todos los países y gobernantes se ponen a trabajar en una misión para salvar la Tierra… Bueno, a la vista de los recientes acontecimientos hay que reconocer que esta idea no se corresponde con la realidad. De hecho, si en algún momento ocurriera realmente esto no tendríamos apenas tiempo para preparar nada… Simplemente aún no estamos preparados para la amenaza que suponen las carambolas cósmicas de incontables objetos orbitando a nuestro alrededor.

Los hechos son bastante clarificadores: Este próximo domingo 07 de septiembre pasará muy cerca de la Tierra el asteroide 2014 RC. Antes de que leáis algún titular exagerando, o directamente tergiversando, debemos dejar claro que este paso cercano del asteroide es totalmente seguro y no representa ningún peligro para nuestra confiada integridad.

[Relacionado: ¿Está la NASA realmente preparada para atrapar un asteroide?]

La roca 2014 RC, de unos 20 metros de diámetro, pasará a unos 40.000 kilómetros de la Tierra y aunque esta distancia representa tan solo un décimo de la distancia que nos separa de la Luna, tanto por su órbita como por su tamaño no hay de qué preocuparse.

Sin embargo, volvamos al entramado cinematográfico del primer párrafo de este artículo en el que se detecta un gran cuerpo acercándose a nuestra órbita y las Agencias y las naciones preparan una misión espacial de rescate. En nuestro caso sería materialmente imposible ya que el asteroide de este próximo domingo nos era totalmente desconocido hasta hace apenas unos días.

 

Trayectoria del asteroide 2014 RC

Lo cierto es que 2014 RC fue detectado por primera vez el pasado 31 de agosto por el Observatorio Catalina Sky Survey en Arizona y fue confirmado al día siguiente, 01 de septiembre, por el Pan-STARRS 1, en Hawaii… No llega a una semana de plazo desde su primera detección hasta su próximo encuentro con la órbita terrestre este mismo domingo, por lo que, siendo sinceros, no hubiéramos sido capaces de organizar nada. A Bruce Willis apenas le hubiera dado tiempo a ponerse los pantalones de astronauta antes de que el asteroide cruzara el cielo de Nueva York estampándose, como en todas las películas, contra algún edificio representativo de la ciudad…

[Relacionado: AQUARIUS, preparándose para abordar un asteroide]

Estos datos, en la práctica, plantean a su vez varios interrogantes. Tanto la NASA como otras Agencias Espaciales han informado en alguna que otra ocasión de sus futuristas planes de desviar o incluso atrapar un asteroide en el espacio –en este mismo blog hemos hablado de algunas de estas misiones–. Pero hemos de reconocer que no solo estas misiones no están listas (ni lo estarán posiblemente hasta las próximas décadas) sino que además, no tendríamos tiempo suficiente para llevarlas a cabo.

El problema fundamental aquí planteado es, por supuesto, la detección. El Universo es espeluznantemente gigantesco y la sección de cielo que podemos “vigilar” con nuestros recursos actuales es ridículamente pequeña. De la inmensa oscuridad cósmica aparece sin avisar un pedrusco y, aunque contamos con la tecnología adecuada para detectarlos con mucha más antelación, la realidad es que hoy por hoy no poseemos los medios materiales que requiere un adecuado programa de vigilancia y detección… y mucho menos una misión para desviarlo o neutralizarlo.

Hace un tiempo el célebre presentador de la secuela de Cosmos, Neil deGrasse Tyson, decía irónicamente que los meteoritos son la manera que tiene el Universo de preguntarnos ¿Cómo va vuestro programa espacial?... Pues bien, a la vista de los acontecimientos, no lo llevamos muy bien… Si existiese realmente eso que algunos llaman “el gran Test de Inteligencia Cósmico”, aunque nos pese reconocerlo, hay que decir que suspenderíamos como en su día suspendieron los dinosaurio. Nuestra capacidad de reacción ante un evento de este tipo es, más que nos duela, similar a la que podría tener un saurópodo hace 65 millones de años.

Eso sí, mirémoslo por el lado positivo, este domingo los aficionados a la astronomía tendremos una buena oportunidad de disfrutar del paso de este asteroide porque, tal y como indica la NASA, se podrá observar claramente incluso con un pequeño telescopio de aficionado… Abríguense esa noche y disfruten del espectáculo.

[Si te ha interesado este artículo, no te pierdas: Las mejores vistas de Tutatis, el asteroide montaña]

 

Referencias científicas y más información:

NASA News: Small Asteroid to Safely Pass Close to Earth Sunday

Earth Sky: Small asteroide will safely pass to Earth