Día histórico para la misión Rosetta-Philae, Europa aterriza en un cometa

Imagen tomada por el instrumento ROLIS a bordo de Philae a una distancia de 3 km de la superficie del cometa 67P CG. (Crédito ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR).
Imagen tomada por el instrumento ROLIS a bordo de Philae a una distancia de 3 km de la superficie del cometa 67P CG. (Crédito ESA/Rosetta/Philae/ROLIS/DLR).

En una jornada que rescata la emoción espacial de las grandes e históricas citas del pasado, el centro de control de la Agencia Espacial Europea ha estallado en vítores - tras siete horas de tensa espera - cuando la sonda Philae se posaba sobre la superficie del cometa 67P/Churyamov-Gerasimenko (67P para abreviar) a las 17:03 hora española. El encuentro se produjo en algún lugar entre la órbita de Marte y Júpiter, a unos 510 millones de kilómetros de la Tierra. Pese a que los propulsores que debían pegar a Philae al cometa 67P fallaron, y pese a que también resultó imposible disparar los arpones de sujeción, el pequeño acompañante de Rosetta se ha fijado a su objetivo con la ayuda de unos tornillos. ¡Éxito completo!

[Relacionado: Misión Rosetta: trasciende el punto de aterrizaje de la sonda Philae]

En realidad Philae envió la confirmación a su vecina Rosetta, que acompaña al cometa desde su órbita. Fue Rosetta quien envió la buena nueva hacia la Tierra, donde se recibió simultáneamente en la estación de control que la ESA gestiona en Malargüe (Argentina) y en la estación MDSCC que la NASA posee en Robledo de Chavela, Madrid. Inmediatamente después, la ESA confirmó la recepción de la señal desde el Centro de Operaciones Espacial de Darmstadt en Alemania.

Un twitt histórico, Philae tiene nueva dirección cósmica. (Twitter).
Un twitt histórico, Philae tiene nueva dirección cósmica. (Twitter).

Para ser más exactos, debemos decir que el momento de aterrizaje se produjo 28 minutos antes de esa 17:03 hora española que antes os anunciaba. Esto es así porque existe un retardo de casi media hora en la recepción de las señales, ya que ese es el tiempo que estas necesitan para recorrer los 510 millones de kilómetros que separan a Rosetta de la Tierra.

Sea como sea, en estos momentos, el cometa 67P y sus dos pasajeros viajan por el sistema solar a 55.000 kilómetros por hora, y sin embargo no todo fue un camino de rosas. La suerte era necesaria, ya que a pesar de todos los esfuerzos, si el módulo de aterrizaje cayese en una zona en pendiente o en una roca grande, podría trastabillar y deslizarse como un trineo hacia su perdición. Para hacerlo todo más complicado, desde primeras horas de la madrugada quedó patente que los pequeños cohetes propulsores que debían ayudarle a "pegarse" al suelo cometario no funcionaban.

Pese a que inicialmente se pensó que los arpones que debían asegurar al módulo se habían lanzado, un twitt de Philae a las 18:03 traía más malas noticias: "Estoy en la superficie, pero mis arpones no se han disparado. Mi equipo trabaja duro ahora para intentar determinar por qué".

[Podría interesarte: La última locura de la ESA: arponear satélites y basura espacial]

El módulo Philae minutos después de abandonar Rosetta, descendiendo ya con las patas extendidas. (Crédito ESA/Rosetta/MPS).
El módulo Philae minutos después de abandonar Rosetta, descendiendo ya con las patas extendidas. (Crédito ESA/Rosetta/MPS).

Sin embargo ninguno de estos contratiempos logró frenar el entusiasmo, que entre los responsables de la misión era in disimulable. Sin ir más lejos Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA afirmó: "Nuestra ambiciosa misión Rosetta se ha asegurado un lugar en los libros de historia. No solo es la primera vez que una nave orbita a un cometa, sino que ahora es también la primera misión que logra que un módulo aterrice sobre la superficie de un cometa".

Nuestro compatriota Álvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA añadió: "Tras más de 10 años de viaje por el espacio, en este momento estamos haciendo el mejor análisis científico que se haya logrado jamás, de uno de los restos más antiguos de nuestro Sistema Solar".

Durante los próximos dos días y medio Philae realizará su misión científica, asumiendo que las baterías se encuentren en buen estado. Entre ellas se encuentra la de realizar una toma panorámica completa del lugar de aterrizaje, en la que se incluirá una sección en 3D. Además tomará imágenes en alta resolución de la superficie que hay justo bajo su superficie y realizará análisis de la composición de los materiales que cubren el cometa in situ. Para finalizar, realizará una pequeña perforación de 23 centímetros de profundidad para analizar también los compuestos enterrados.

Rosetta fue lanzada al espacio el 2 de marzo de 2004 y ha viajado 6.400 millones de kilómetros por el Sistema Solar antes de llegar al cometa 67P el pasado 6 de agosto de 2014. Podéis seguir las evoluciones de Rosetta y Philae desde sus respectivas cuentas en Twitter.

[Relacionado: Pongamos un poco de perspectiva a la misión Rosetta]

Más información en constante actualización en la Web de la misión Rosetta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente