Descubren remolino atmosférico sobre el polo sur de Titán

Astronomía para terrícolas

Cassini, la sonda de la NASA que espía a Saturno y a sus satélites, ha observado un remolino en las capas altas de la atmósfera de Titán, justo encima del polo sur, lo cual puede significar que el invierno puede estar llegando a la mitad austral del este interesantísimo cuerpo.

Tirán es de hecho uno de los puntos calientes para el hallazgo de vida extraterrestre en nuestro propio sistema solar.

[Relacionado: Los fascinantes lagos tropicales de Titán]

Las imágenes de este extraño vórtice (una masa giratoria de gas) fueron captadas durante un sobrevuelo de la Cassini a Titán el pasado 27 de junio. El remolino parece completar una rotación completa sobre sí mismo cada nueve horas.

"La estructura del interior del vórtice recuerda a la de las celdas de convección abierta que se ven a menudo sobre los océanos de la Tierra", comentó Tony Del Genio, miembro del equipo Cassini en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales en Nueva York, en un comunicado.

"Pero a diferencia de la Tierra, donde dichas capas están justo por encima de la superficie, esta está a una gran altitud, tratándose tal vez de una respuesta de la estratosfera de Titán al enfriamiento estacional a medida que se acerca el invierno al sur", agregó. "Pero en una etapa tan temprana, no estamos seguros"

Ver galería de imágenes en Space.com.

Cuando la sonda Cassini llegó al sistema saturniano en 2004, Titán (que mide 5.150 kilómetros de ancho) tenía un remolino y una cubierta de neblina relativamente densa bien en lo alto de su polo norte. En
aquel tiempo en Saturno era invierno, estación que duró hasta el equinoccio de 2009, momento que marcó la llegada de la primavera al hemisferio norte y el otoño al hemisferio sur del gigante anillado y de sus
múltiples lunas.

[Relacionado: La sequía en Titán, 1000 años sin llover]

Mientras que la cubierta norteña sigue aún en su lugar, la circulación en las zonas superiores de la atmósfera se ha ido moviendo hacia el sur, a medida que este se enfriaba. Este movimiento parece estar
causando una subducción atmosférica sobre el polo sur de Titán, formando al mismo tiempo una neblina en las zonas más altas de la atmósfera, además del citado remolino.

Los primeros rastros de las neblinas que ahora cubren el polo sur de Titán los fotografió Cassini a mediados de marzo. Más tarde, el 22 de mayo y el 7 de junio, el instrumental de la sonda tomó imágenes del fenómeno tanto en el espectro visible como infrarrojo.

El espectrómetro infrarrojo de la Cassini (VIMS) captó una concentración de aerosol formándose a una altura superior a los 320 kilómetros sobre la superficie de Titán. El acontecimiento no se había
observado nunca.

[Podría interesarte: ¿Cómo serían nuestras noches con otras lunas?]

Los científicos no le quitarán el ojo de encima a este remolino, puesto que creen que podría arrojar algo de luz sobre el complejo sistema climático de Titán, que se basa en el metano.

Esta clase de remolinos polares no son del todo extraños en nuestro sistema solar. De hecho, además de en nuestro planeta ya se han observado en Saturno, Júpiter, Neptuno y Venus,

Me enteré leyendo Space.com.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines