Descubren microbios capaces de sobrevivir en Marte

En Marte existe vida microbiana capaz de sobrevivir (Getty).
En Marte existe vida microbiana capaz de sobrevivir (Getty).

En los Andes, en plena frontera entre Chile y Argentina, se encuentra uno de los desiertos más inhóspitos del planeta: Atacama. Por si la casi total ausencia de agua fuera poco, los científicos han ido a buscar vida a la cima de volcanes extintos de más de 6.000 metros de altitud. Lo que descubrieron allí les ha dejado atónitos.

[Relacionado: Las criaturas sintéticas que nos ayudarán a colonizar Marte]

Prueba de la variabilidad y adaptación de la vida en la Tierra, los investigadores de la Universidad de Boulder en Colorado descubrieron que en aquellos suelos también existía vida microbiana capaz de sobrevivir. ¿De dónde obtienen la energía para hacerlo? Eso es un misterio por el momento.

Estudiando el ADN de los microbios encontrados en estos parajes casi marcianos, los biólogos descubrieron que son muy diferentes a cualquier otra especie que hayan cultivado en sus laboratorios. Genéticamente existe una variación de al menos el 5% con respecto a cualquier otra especie de sus bases de datos.

Las laderas volcánicas en las que extrajeron las muestras son increíblemente secas. Cualquier cantidad de nieve que caiga sobre aquellas cimas se sublima casi inmediatamente. Además, los suelos carecen casi por completo de nitrógeno y las temperaturas son extremas, variando entre los - 10ºC de mínima a los 56ºC de máxima en menos de 24 horas.

El análisis genético de estos microbios, pendientes aún de clasificación, muestra que carecen de los genes implicados en la fotosíntesis. No hay ni rastro de clorofila en sus células. ¿Entonces cómo consiguen sus nutrientes?

Los astrobiólogos están realmente interesados en descubrir la respuesta, y se proponen replicar las condiciones ambientales de los volcanes de Atacama en sus laboratorios para resolver el misterio.

Mientras tanto, especulan con la posibilidad de que estos microbios extraigan su energía de las mínimas cantidades de monóxido de carbono y de sulfuro de dimetilo (DMS) que los vientos trasnportan a la región.

[Relacionado: La NASA y la idea de vida extraterrestre en Marte en 1975]

En el suelo de un lugar templado, existe una variedad de miles de especies microbianas; sin embargo, en las montañas de Atacama la comunidad se reduce a unas 20 especies. "Inusualmente pobre", según comenta el microbiólogo Steven Schmidt, quien cree que esta falta de diversificación se debe probablemente a la ausencia de agua.

Tal vez la adaptación a este duro medio sea lo que guió la evolución de estos organismos a formas nunca vistas en otros parajes de la Tierra. Los biólogos especulan con la posibilidad de que crezcan durante los mínimos episodios de nieve en las cumbres, y luego permanezcan latentes durante años a la espera de mejores condiciones.

Por todo el mundo, los astrobiólogos estudian el método de dispersión que emplean los microorganismos para moverse de un sitio a otro. Normalmente son transportados por el aire y caen gracias las precipitaciones, pero cualquier microbio que caiga en esa zona tan restrictiva de Atacama muere de forma inmediata.

[Te puede interesar: Los monos que fueron al espacio]

Los volcanes de Atacama (Llullaillaco y Socompa), con su terreno rocoso, su fina atmósfera y altas dosis de radiación, son los lugares más similares a Marte que se pueden encontrar en la Tierra. Por eso los astrobiólogos están tan interesados en estudiar la forma de vida de estos microbios.

Podrían darnos pistas importantísimas para imaginar cómo puede (o pudo) ser la vida en el planeta rojo.

Me enteré leyendo Planetsave.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente