¿De dónde vino y dónde se fue el agua de Marte?

En 1877 el astrónomo italiano, Giovanni Schiaparelli, se encontraba observando la superficie de Marte desde su telescopio cuando se llevó una de las sorpresas más grandes de su vida. Allí, en aquel lejano planeta rojo, había canales que se extendían a lo largo de cientos de kilómetros. Años más tarde y después de muchas observaciones más, en su escrito "La vita sul pianeta Marte", Schiaparelli aclaraba que probablemente se tratara de depresiones más o menos rectilíneas por las que el agua debía de fluir.

Era la primera aproximación a una búsqueda astronómica en un planeta al que solemos recordar por sus áridas condiciones. En efecto, cuando pensamos en Marte, la idea de un gran desierto rojo es la primera que nos llega a la mente. Sin embargo, no fue así siempre.

Hace una semana, y procedente del satélite Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA), nos llegaban nuevas confirmaciones de que en Marte existió un vasto océano. Era una idea que los científicos ya consideraban desde hace décadas pero ahora, y gracias a los datos recogidos durante estos últimos años por el radar Marsis, podemos confirmar casi con toda seguridad que en Marte no solo fluía el agua en gran cantidad, sino que hace unos 3.000 millones de años incluso tuvo un gran océano.

Durante los últimos días estoy seguro de que habréis encontrado la noticia del océano de Marte en múltiples medios de comunicación, así pues me gustaría detenerme en otros aspectos relacionados que a muchos se os habrán pasado por la cabeza a raíz del anuncio de la ESA.

¿De dónde viene ese océano? y más interesante, ¿dónde se fue?

Si tenemos que ser rigurosos al afrontar estas dos preguntas hay que contestar que aún no se sabe con seguridad. Hasta el momento tenemos muchos datos procedentes de observaciones en tierra así como de las sondas y rovers enviados a nuestro planeta vecino. Con toda esa información los científicos han elaborado numerosas teorías que explicarían de dónde llegó el agua a Marte y qué fue de ella.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que hace 3.000 millones de años las condiciones del planeta rojo no eran las que ahora conocemos. Hoy en día Marte tiene una tenue atmósfera incapaz de producir un gran efecto invernadero, sin embargo, en el pasado sí podría haber existido una densa atmósfera cuyo efecto invernadero podría haber derretido los casquetes polares.

Una de las teorías que con más frecuencia barajan los astrofísicos al estudiar Marte afirma que en un periodo relativamente breve de tiempo se produjo un cambio climático que trajo las condiciones idóneas de temperatura y atmósfera en las que el agua podía encontrarse en estado líquido.

Estas condiciones, no obstante, no se mantuvieron durante demasiado tiempo y el agua desapareció. ¿Dónde? Ahí está la otra cuestión que mantiene interesados a los físicos y a los astrónomos.

Existen diversas posibilidades.

El agua, al perder gran parte de su atmósfera en forma de vapor, se evapora y sin una densa atmósfera que la retenga, se pierde. También es probable que se haya combinado con otros minerales hidratándolos como demostró la existencia de "Jarosita" encontrada en 2004 por el Opportunity.

No obstante, diversas sondas (como la Phoenix o la propia Mars Express) y los rovers que aún siguen en Marte también detectaron hielo en varias zonas polares de Marte, así que es posible que parte del agua continué allí en forma de hielo de agua.

Por último también hay que mencionar la posibilidad de que el agua se filtrara al subsuelo en forma de permafrost o suelo helado, tal y como detectó el espectrómetro de neutrones del orbitador Mars Odyssey, al encontrar hidrógeno en el subsuelo de Marte.

Fuentes y más información:
El asunto del "agua extraviada" de Marte es tema de discusión desde hace muchos años. La propia NASA le dedicó un artículo muy interesante en el año 2001 y que, a raíz de los nuevos datos y descubrimientos, se ha quedado ya algo desfasado. Por otro lado, existen numerosos blogs que han debatido sobre el asunto, algunos con gran detalle como Odisea Cósmica o Infoastro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente