Canibalismo galáctico: Descubren un trío de agujeros negros supermasivos

Astronomía para terrícolas
En la imagen podéis ver dos de los tres agujeros negros detectados

 

El año pasado, concretamente en diciembre de 2013, investigadores del Jet Propulsion Laboratory de la NASA utilizando los datos recogidos por el Telescopio Espacial WISE anunciaron que habían descubierto dos agujeros negros orbitando entre ellos enlazados por su propia fuerza gravitatoria.

Como todos sabéis los agujeros negros son esos pozos de intensa gravedad que devoran todo lo que encuentran a su paso. Son tan voraces que ni la propia luz puede escapar a su fuerza gravitatoria engullendo planetas, sistemas planetarios, estrellas… y también, por supuesto, otros agujeros negros.

[Relacionado: Descubren un agujero negro supermasivo único en su clase]

Podemos imaginarnos esta especie de canibalismo galáctico en la que un agujero negro devora otro agujero como si fuese un intenso baile en el que las dos singularidades giran una entorno a la otra hasta que superan sus horizontes de sucesos para convertirse en un solo agujero negro supermasivo.

Las parejas de agujeros negros atrayéndose mutuamente son escasas pero gracias a potentes instrumentos como el WISE ya hemos encontrado múltiples ejemplos de ellas.

Pero mucho más raro es descubrir no dos sino hasta tres agujeros negros orbitando entre ellos. Hasta el momento tan solo conocíamos unos pocos ejemplos pero ninguno como el que acaban de detectar un equipo internacional de astrofísicos de las Universidades de Cape Town y Nuevo Mexico.

 

Dos de los agujeros negros se encuentran muy próximos

 

Se trata de tres gigantescos agujeros negros, cada uno de ellos con cientos de millones de veces la masa de nuestro Sol que, dada su proximidad, orbitan entre ellos a una velocidad supersónica de más de 380 kilómetros por segundo.

Hasta el momento se habían detectado otros cuatro eventos similares producidos por sistemas triples de agujeros negros pero nunca tan próximos como éstos. Esta cercanía de los tres agujeros supermasivos los hace girar cada vez más rápido, atrapados en sus propias fuerzas gravitatorias, haciendo que en un futuro relativamente próximo terminen fusionándose en uno solo.

[Te interesará: Simulación por supercomputadora resuelve un misterio de los agujeros negros]

Es más, dos de ellos están tan cerca que hasta ahora que los astrónomos pensaban que eran un solo agujero negro al que llamaban J1502S y al que ahora han tenido que renombrar en dos: J1502SE y J1502SW.

 

Lo que se pensaba que era un solo agujero negro es en realidad un sistema doble

 

Además del descubrimiento, la técnica que se ha utilizado también resulta muy interesante puesto que se han utilizado varios radiotelescopios separados entre sí miles de kilómetros que, mediante interferometría, trabajan como un solo radiotelescopio gigante. Esta nueva técnica, denominada Very Long Baseline Interferometry, permite obtener datos con una precisión cincuenta veces mayor que la del Telescopio Hubble.

Esta nueva técnica ha hecho pensar a los investigadores que quizá los sistemas múltiples de agujeros negros sean mucho más comunes de lo que hasta ahora pensábamos… tan solo era que no podíamos verlos por no tener la tecnología adecuada. Es posible que utilizando este tipo de Interferometría podamos descubrir muchos más agujeros negros entrelazados y quizá no sean tan extraños como creíamos.

[Si te ha interesado este artículo, seguro que te gustará: “Agujeros blancos, una fascinante hipótesis poco conocida”]

 

Referencias científicas y más información:

R. P. Deane et al. “A tight duo in a trio of black holes” Nature Astrophysics | DOI:10.1038/nature13511

Ken Croswell “Trio of big black holes spotted in galaxy smashup” Science Magazine