Astrónomos aficionados capturan una gran explosión en Júpiter

En principio uno podría pensar que estudiar los fenómenos que ocurren en el espacio es una tarea reservada a astrónomos especialistas con grandes recursos y telescopios. Sin embargo, la historia nos demuestra que las aportaciones de los aficionados al conocimiento del firmamento son igualmente valiosas e importantes. Existen una multitud de astrónomos no profesionales que por hobby dedican muchas de sus noches a disfrutar de ese espectáculo gratuito que es mirar al cielo.

Vivimos en la era de los satélites, de los telescopios espaciales y de las telecomunicaciones, pero aun así, el cielo a observar es inmenso y la cantidad de datos que recibimos de todos nuestros instrumentos es enorme. Tanto para las observaciones como para el análisis de la información recibida se hace imprescindible la ayuda de aficionados que complementan el trabajo de los astrofísicos.

[Relacionado: Las espectaculares imágenes olvidadas del Hubble]

En este blog ya hemos visto algunos ejemplos de la gran labor que realizan los aficionados como el descubrimiento de miles de interesantes burbujas en nuestra galaxia o el hallazgo por parte de cuatro jóvenes estudiantes de un pulsar que gira a una velocidad sorprendente.

En esta ocasión, y aunque no tenemos que viajar tan lejos, la noticia es igualmente espectacular puesto que uno de estos astrónomos amateur contemplo sorprendido el pasado lunes una brillante explosión en el planeta Júpiter mientras observaba por su modesto telescopio.

Se trata de Dan Peterson y vive en un pequeño pueblo de Wisconsin llamado Racine. Hace tan sólo unos días se encontraba contemplando el gigante gaseoso cuando en un breve momento notó un brillante resplandor procedente de su superficie. El fogonazo duró apenas unos segundos pero fue suficiente para que Peterson lograra capturar una fotografía del evento.

[Te interesará: La estrella que se tragó un planeta]

Nuestro protagonista no tenía muy claro qué había sucedido y desconocía si la colisión se debía a algún cometa o quizá un asteroide así que, con los pocos datos con los que contaba, subió sus imágenes a un foro llamado spaceweather.com para informar del suceso y ampliar la información contactando con otros astrónomos e internautas.

Desde esa web en la red, las fotografías de Peterson llegaron a otro aficionado en Dallas, llamado Georges Hall, quien recordó que él mismo había estado apuntando y grabando Júpiter a la misma hora del impacto.

Se dirigió hacia su equipo, revisó las grabaciones y descubrió sorprendido que tenía imágenes en video de lo sucedido, recogidas a las 6:35 de la mañana, horario de Texas.

Este impacto viene a sumarse a otras grandes colisiones observadas por astrónomos en Júpiter desde que en 1994 se pudiera captar por primera vez el choque de un cometa contra un planeta. Desde aquel impacto del Shoemacker-Levy9 hace ya casi 20 años, los aficionados a la astronomía han sido testigos de excepción de nuevas y espectaculares explosiones en el planeta Júpiter como la captada por Anthony Wesley en 2009 que dejó una marca en la superficie del planeta de más de 8000 kilómetros.

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: Estrellas "vampiro" se nutren de gigantes azules]

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente