Descubren un agujero negro supermasivo único en su clase

Astronomía para terrícolas

Los astrónomos creen que en el centro de cada galaxia en espiral existe un agujero negro supermasivo. El que se sitúa en el centro de nuestra querida Vía Láctea, por ejemplo, se llama Sagitario A* (el asterisco se lee como "estrella") y tiene una enorme cantidad de masa (el equivalente a 4,1 millones de soles) concentrada en un lugar reducido.

A pesar de ser una cifra realmente impactante, en el ránking de gigantes astronómicos el agujero negro supermasivo (ANSM para abreviar) de nuestra galaxia es un "pequeñín".

[Relacionado: Descubren dos agujeros negros de magnitud inimaginable]

Hace ahora un año os hablaba precisamente del hallazgo de dos ANSM gigantescos cuya increíble masa era de 9.700 y 21.000 millones de soles respectivamente. Este último, situado en el centro de la galaxia NGC 4899, parecía un monstruo único en su especie, pero un hallazgo reciente parece indicar que esta clase de singularidades tal vez no sean tan extrañas.

Y es que un equipo de astrónomos de la Universidad de Texas en Austin, empleando el Telescopio Hobby-Eberly del Observatorio McDonald, acaba de identificar en el centro de la galaxia NGC 1277 el que parece el segundo mayor ANSM descubierto hasta la fecha, con una masa de 17.000 millones de soles.

Situado a 220 millones de años luz de distancia, en la constelación Perseus, la galaxia lenticular NGC 1277 tiene apenas una décima parte del tamaño de nuestra Vía Láctea, aunque de algún modo se las ha apañado para contener en su interior al segundo mayor ANSM descubierto hasta la fecha, cuya masa de hecho comprende el 14% del total de la galaxia.

Karl Gebhard, de la Universidad de Texas y miembro del equipo responsable del hallazgo, cree que la galaxia es toda un rareza, ya que casi toda ella es agujero negro. De hecho, este podría ser el primer objeto de su clase: un sistema galaxia-agujero negro.

[Podría interesarte: ¿Hay huecos sin estrellas en la galaxia?]

El científico que ha liderado el estudio se llama Remco van den Bosch y trabaja en el Instituto Max Planch para Astronomía. Según sus cálculos, el tamaño del horizonte de sucesos de este ANSM es 11 veces el del diámetro de la órbita del planeta Neptuno; es decir, un radio inconcebible de 300 unidades astronómicas.

Esta rareza de galaxia ya había sido identificada por el Telescopio Espacial Hubble, pero su masivo "ocupante" no fue descubierto hasta que no se puso en marcha la Inspección de Galaxias Masivas (IGM) efectuada por el Telescopio Hobby-Eberly con la intención de estudiar las relaciones entre las galaxias y sus agujeros negros centrales.

Comparando los datos obtenidos por ambos telescopios, los astrónomos fueron capaces de calcular la masa de este enorme agujero negro en el centro de NGC 1277, las citadas 17.000 millones de masas solares. Los responsables del hallazgo afirman que la masa de este ANSM es mucho mayor de lo esperado, lo cual les lleva a pensar que las galaxias muy masivas pueden seguir un proceso físico diferente en cuanto al crecimiento de sus agujeros negros.

Hasta la fecha, la IGM ha observado 700 de las 800 galaxias que tenían planeado inspeccionar. ¿Habrá más sorpresas?

[Relacionado: ¿Hasta dónde podrías acercarte?]

Me enteré leyendo Universetoday