Arte secreto

¿Por qué son negras algunas imágenes de la Virgen?

Virgen negra de Tindari (Sicilia), acompañada del lema 'Nigra sum…' | Crédito: Wikipedia.

La célebre catedral de Chartres, en Francia, está dedicada a “Nuestra Señora”, la Virgen María. Teniendo en cuenta esta advocación, no extraña la presencia en el templo de dos imágenes de la madre de Cristo. Una de ellas se conoce como ‘Notre-Dame-sous-terre’ (Nuestra Señora de Bajo Tierra), que se encuentra en la cripta del templo, y la otra, como ‘Notre-Dame du Pilier’ (Nuestra Señora del Pilar).

[Relacionado: ¿Por qué hay cocodrilos en algunas iglesias?]

Esta última imagen –una talla en madera de peral que data del siglo XVI– tiene una particularidad: tanto la Virgen como el niño que sostiene en sus brazos son negros. Una característica que, por extraño que pueda parecer, no es una excepción en el arte sacro europeo.

De hecho, si recorremos las iglesias de toda Europa –y en especial aquellas de origen medieval– descubriremos en el interior de algunas de ellas magníficos ejemplos de vírgenes negras. Pero, ¿por qué fueron realizadas con este color?

Echando la vista atrás, veremos cómo desde finales del siglo XI Europa experimentó un renovado culto a la Virgen María. De pronto, surgieron multitud de leyendas sobre imágenes de la “Madre de Dios” que aparecían milagrosamente en cuevas, fuentes, árboles... Y, lo que es más curioso: muchas eran de color negro.

Leyendas al margen, si hoy nos fijamos en las imágenes de estas vírgenes negras, vemos que casi todas fueron realizadas en madera entre los siglos XI y XV, en su mayor parte se encuentran en países de la cuenca mediterránea y muestran a María en posición sedente y actitud hierática, generalmente con el niño Jesús en sus piernas.

La cuestión ha sido motivo de no pocos estudios y polémicas, e incluso muchos autores han puesto en duda que estas imágenes fueran realmente negras, atribuyendo el color a la acción del humo de las velas de las iglesias y al oscurecimiento natural del barniz de las imágenes a causa del paso del tiempo.

La célebre 'moreneta' del monasterio de Montserrat | Crédito: Wikipedia.Como sucede en otros casos cuando se tratan temas medievales rodeados de cierto misterio, no han faltado tampoco las habituales referencias a los templarios, a quienes algunos han querido atribuir el origen de estas imágenes misteriosas, que serían el núcleo de algún enigmático culto esotérico pagano u oriental.

Hoy en día la discusión sobre si estas imágenes son realmente negras parece aclarada. Aunque tras distintos estudios se ha podido confirmar que algunas de estas tallas se oscurecieron con el paso del tiempo –como parece ser el caso de la célebre ‘Moreneta’, la virgen del monasterio de Montserrat–, en otras ocasiones no hay duda de que sus autores las dotaron desde un principio de su característico color negro.

De hecho, en algunos casos estas vírgenes negras van acompañadas por inscripciones que despejan cualquier duda sobre su verdadero color. Una de las más habituales, visible por ejemplo acompañando a la imagen de la Madonna nera' de Tindari, en Sicilia, dice lo siguiente: ‘Nigra sum sed formosa’.

Se trata de fragmento del ‘Cantar de los Cantares’ –uno de los libros de la Biblia–, que data del siglo VII a.C.,y que en su forma completa viene a decir: “Negra soy, pero hermosa (...) No reparéis, pues, en que soy morena; es el sol el que me ha oscurecido”.

Para Jean Hani, profesor emérito de la Universidad de Amiens y especialista en simbología cristiana, el color negro de estas imágenes hace referencia a lo misterioso, “lo inexpresable, lo indecible, la interioridad y, particularmente, el Conocimiento”.

Al mismo tiempo ese color negro es el de la tierra fértil, creadora de vida y alimento, y ese parece ser el sentido principal que tendrían todas estas imágenes de vírgenes negras: son símbolos de la fertilidad y la fecundidad.

Haciendo un repaso a la iconografía de las divinidades femeninas de la Antigüedad en la cuenca mediterránea vemos que muchas de ellas, como Isis, Cibeles, Artemisa o Astarté fueron en ocasiones representadas con un color negro, alusivo a ese atributo de fertilidad.

Estatua de Isis amamantando a Horus | Crédito: Wikipedia.

En el caso de la egipcia Isis, las similitudes con las vírgenes cristianas van más allá del color. Al igual que sucede con las imágenes de  la Virgen María, Isis aparece con su hijo Horus sentado en el regazo, en ocasiones siendo amamantado por su madre. Una iconografía que, sin duda, llegó a las imágenes cristianas medievales a través del cristianismo copto.

[Relacionado: Dólmenes y menhires en templos cristianos]

Por tanto, habría que entender las imágenes de vírgenes negras como la adaptación de una iconografía anterior, de origen pagano, que se cristianizó para favorecer la difusión de un culto directamente relacionado con la idea de la fecundidad: el de una virgen que da a luz al mismísimo hijo de Dios.

Suscríbete a nuestros blogs:

[X]

Cómo subscribirse

Abra cada sección para suscribirse utilizando Añadir a Mi Yahoo o feeds Suscribirse al RSS.

Yahoo Noticias ofrece docenas de feeds RSS que puede leer in Mi Yahoo o usando un software lector de noticias RSS de otro proveedor. Haga clic aquí para más información sobre RSS y cómo puede usarlo con Yahoo Noticias.

Autores/perfiles de blogs