Apuntes de Naturaleza

Un tipo de insectos realiza la fotosíntesis

Hace unos días salió publicado un artículo en el que se presentaba la primera evidencia de un insecto capaz de hacer la fotosíntesis. No era otro caso de un animal que vivía en simbiosis con algas, que daba alojamiento a organismos fotosintéticos en su piel. Lo que se presentaba era un grupo de insectos áfidos capaces de realizar todo el proceso, desde fabricar pigmentos capaces de captar la energía del Sol hasta convertir esta en una forma utilizable por el animal.Por Drc406, via Wikimedia Commons

Los áfidos son animales curiosos, con una biología en ocasiones sorprendentes. En algunas especies, las hembras nacen ya embarazadas. En otras, los machos nacen sin mandíbulas ni otras estructuras masticadoras, y mueren poco después de nacer con el tiempo justo para reproducirse. Se alimentan de plantas y segregan azúcares complejos, llamados oligosacáridos, por una glándula que se encuentra en la parte posterior del abdomen. Algunas especies de hormigas tienen a estos áfidos como si se tratase de ganado, y "ordeñan" sus azúcares. Si algún grupo biológico podía dar una sorpresa así, sin duda eran estos insectos.

[Te puede interesar: ¿Por qué desaparecieron los insectos gigantes?]

Todo empezó cuando un grupo de investigadores estaba estudiando la coloración de estos animales. Para obtener su color, los áfidos utilizan un tipo de moléculas llamadas carotenoides. Casi todos los animales empleamos estas sustancias. En ocasiones como pigmentos para obtener color, como el rojo de muchos crustáceos. Pero también es uno de los principales antioxidantes naturales que existen.

En general, los animales conseguimos estos pigmentos de nuestra comida. Pero los áfidos son capaces de generarlos ellos solos. No son los únicos animales que lo hacen, pero hay muy pocos más. En lo que sí son únicos es en la cantidad de carotenoides distintos que pueden generar.

Este hecho es fundamental a la hora de realizar un proceso similar al de la fotosíntesis. Hace falta alguna molécula que reaccione y cambie su composición con la energía del Sol, y traspasar dicha energía a un tipo de moléculas llamadas ATP (adenosín trifosfato), a la que se conoce como "moneda energética" en biología. Todos los intercambios de energía en un ser vivo se realizan a través de ATP.

Siendo precisos, los áfidos no realizan exactamente la fotosíntesis. Llevan a cabo un proceso que saca su energía del Sol y lo convierte en ATP. En este sentido, es igual que la fotosíntesis. Pero no utilizan las mismas moléculas para realizar esta función, con lo que no se puede considerar el mismo proceso. Y lo más importante, la fotosíntesis fija una molécula de dióxido de carbono en forma de compuesto orgánico y al hacerlo genera oxígeno. En el proceso llevado a cabo por los áfidos no ocurren ninguna de estas dos últimas cosas.