Los antibióticos de la ganadería, un problema cada vez más preocupante en la carne

J Toledo
AP Photo/Brynn Anderson
AP Photo/Brynn Anderson

Una cuestión que preocupa a la comunidad científica es la resistencia a los antibióticos que muestran cada vez más bacterias. También los médicos, que se tienen que enfrentar a las consecuencias de este hecho. Por eso algunos están tomando medidas. El caso del Centro Médico de la Universidad de California – San Francisco es muy interesante.

Básicamente porque han decidido oponerse a que su hospital compre carne que haya sido tratada con antibióticos. No de golpe, claro. Esta iniciativa empezó hace dos años, y de momento han conseguido que al menos un tercio de la carne que se consume, tanto por parte de los pacientes como en la cafetería, no contenga antibióticos.

[Te puede interesar: Proponen utilizar virus para luchar contra las infecciones hospitalarias]

No porque comer esa carne suponga un problema para la salud. El problema está en que los antibióticos que se usan para el ganado son, en muchos casos, los mismos que se emplean en humanos. Y claro, las bacterias aprenden a resistirlos, con lo que no vale de nada usar estos medicamentos en personas.

Y por otro factor, del que muchas veces no somos conscientes. ¿De dónde vienen las infecciones con bacterias resistentes? En la mayoría de ocasiones el origen está en un contacto directo entre seres humanos y ganado. Bien con el animal, o con heces. También por comer carne poco cocinada, pero son menos casos.

[Te puede interesar: Algunas bacterias sobreviven más de lo esperado en el líquido de lentillas]

Eso sí, los promotores de esta iniciativa reconocen que este tipo de carne es cara. Al menos, más cara que el resto de carne. También resulta más difícil conseguirla en grandes cantidades como las necesarias para un centro hospitalario.

Pero la respuesta es clara. Por una parte, explican que es su obligación, como médicos, el velar por la salud de toda la población. Y por otra, que si se comienza a comprar más carne de este tipo de ganadería, cada vez resultará más barata.