Por qué los animales detectan las catástrofes antes que los humanos

Apuntes de Naturaleza

En los últimos tiempos, después de tragedias como la ocurrida en Nepal recientemente aparecen distintos vídeos, grabados por aficionados. En el que se ve encabezando este post, se puede comprobar la devastación provocada por el terremoto. Pero también, aproximadamente 46 segundos después de empezar (poniendo el vídeo a 00:46), se comprueba algo curioso. Parece que una bandada de pájaros huye de la catástrofe. Y comienzan a volar antes de que empiece el terremoto.

Antes de proseguir, un comentario importante. Los dos turistas turcos que grabaron este vídeo se encuentran en perfecto estado y han regresado ya a su país. Por desgracia, otras personas no han tenido tanta suerte.

Como decíamos, la bandada de pájaros empieza a volar antes del terremoto. ¿O no? En realidad en el vídeo no se puede saber con exactitud, pero parece que es así. Y, de cualquier manera, es un tema clásico, que se encuentra muchas veces. Los animales son capaces de predecir las catástrofes.

[Te puede interesar: ¿Podrían ayudarnos los sapos a predecir terremotos?]

Sólo que, en realidad, no lo son. Este tema ha suscitado mucho debate durante siglos, pero hoy en día la ciencia tiene una respuesta. Y nada tiene que ver con la capacidad de la fauna para predecir desastres y adelantarse a los acontecimientos.

Todos los animales tenemos afinados nuestros sentidos en función de nuestras necesidades. Un ejemplo lo tenemos en las abejas. Su visión es distinta de la nuestra, y son capaces de percibir colores en el rango del ultra-violeta. Esto hace que algunas flores, que para nosotros son blancas – y bastante sosas – para estos insectos presenten patrones muy interesantes y atractivos.

Lo mismo pasa con sonidos y con vibraciones. Bueno, en realidad los sonidos son vibraciones, pero al percibirlos por sentidos distintos – los primeros por el oído, las segundas por el tacto – tendemos a separarlos.

El caso es que cada animal percibe el rango de vibraciones y sonidos que le resultan necesarios. Y, en general, este sentido está más afinado que en los humanos. Las aves del vídeo son capaces de detectar variaciones que para nosotros, simplemente, no existen.

[Te puede interesar: Pánico en Yellowstone por una extraña migración]

Ni, por desgracia en este caso, para los aparatos que empleamos. Y aquí está la “ilusión de predicción”, por llamarla de alguna manera. Estos pájaros han detectado vibraciones – y probablemente sonidos – que ningún aparato estaba preparado para recoger. Ese ha sido su secreto, y no otro: estar “afinados” con lo que necesitaban.

Y aunque parezca que la solución es sencilla, no lo es tanto. Para nosotros, crear instrumentos capaces de medir en todos los rangos que tienen los animales capaces de “predecir” catástrofes no es posible. Seguirán mejorando, pero nunca podremos superar al conjunto de la fauna.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines