Las orcas tienen la menopausia para cuidar de sus descendientes macho

José de Toledo

Las orcas (Urcinus orca) son animales sorprendentes. Para empezar, y en contra de lo que hace pensar el sobrenombre de "ballena asesina", están más emparentadas con los delfines que con las ballenas de barbas. Otra característica curiosa es que tienen el periodo de menopausia más largo de todos los animales, si no contamos a los humanos. Este hecho ha traído de cabeza a los investigadores desde hace tiempo, y recientemente se le ha encontrado una explicación. Parece que este proceso se da para proteger a sus hijos. A los machos, en concreto.

Explicar la menopausia como una estrategia evolutiva siempre ha representado un problema. La teoría más común, al menos en humanos, se conoce como "la teoría de la abuela". Según esta explicación, las hembras de algunas especies dejan de reproducirse para ayudar a criar a los hijos de sus descendientes. De esta manera, mejoran su éxito evolutivo, ya que aseguran la transmisión de sus genes a través de sus nietos.

[Te puede interesar: Ballenas y delfines jugando en las aguas de Hawaii]

En el caso de las orcas, la cosa se complica por su estructura social. Estos animales viven en grupos familiares poco comunes, formados por una hembra y sus hijos. Estos grupos permanecen juntos toda la vida. Cuando los hijos macho encuentran pareja y se reproducen, permanecen con su madre y sus descendientes se quedan con su pareja. En cambio, los descendientes de las hijas se quedan en el grupo familiar. Es decir, los grupos están formados por una abuela, sus descendientes macho, sus hijas, y los hijos de estas.

Para que la "teoría de la abuela" funcione en estos animales, la supervivencia de los nietos o de las hijas se tenía que ver afectada por la muerte de la orca abuela. Los autores del trabajo analizaron una serie histórica de datos, con registros de más de 30 años, con la intención de saber si esto era así.

Según los resultados, la "teoría de la abuela" no funciona en las orcas. Cuando la hembra que lidera un grupo familiar muere, los que más sufren son sus hijos adultos. De hecho, las probabilidades de morir de los machos de 30 años aumentan casi un 14% cuando muere su madre. En cambio, las hembras casi ni lo notan. La probabilidad solo aumenta un 3% en hembras mayores de 30 años, y es inapreciable en las que no llegan a esa edad.

[Te puede interesar: Crean un banco de ADN para el delfín rosa de China]

Entonces, ¿qué explicación se puede dar a esta menopausia tan larga? Por lo que parece, tiene que ver con reducir la competencia dentro del grupo. Si la orca abuela siguiese teniendo hijos, estos se quedarían en el grupo. Esta familia crecería con cada hijo de la orca abuela, y con los nietos que las hijas de la matriarca. Y con cada nacimiento, crecería la competencia y disminuirían las opciones de cada cría.

Si solo las hijas, las orcas hembras jóvenes, se reproducen, la competencia por los recursos en los grupos familiares se mantiene en niveles manejables. Visto así, esta estrategia da sus frutos. La consecuencia de todo esto es que los machos de orca se vuelven muy dependientes de sus madres, pero parece ser un problema menor.