Los medicamentos en el agua mejoran la superviviencia de algunos peces

Liberada por Karelj al Dominio Público.
Liberada por Karelj al Dominio Público.
Liberada por Karelj al Dominio Público.

Cuando pensamos en las sustancias que los seres humanos vertemos en los ríos – en la polución o contaminación, vaya – siempre lo asociamos con un aumento en la mortalidad de las especies que viven en los hábitats acuáticos. Y con razón, ya que muchos de los productos que acaban en los ríos tienen el efecto de reducir la vida de muchos animales y plantas.

Pero un equipo de investigación de la Universidad de Umea, en Suecia, le ha dado una vuelta de tuerca a esta idea. Porque algunos contaminantes tienen justo el efecto contrario: disminuyen la mortalidad de ciertos peces. Eso sí, el impacto en los ecosistemas es igualmente grave.

Yendo al detalle del estudio, los investigadores se han centrado en medicamentos para controlar la ansiedad y el insomnio en humanos. En concreto en el oxazepam, un químico de la familia de las benzodiacepinas.

[Te puede interesar: Cómo consigue sobrevivir un pez terrestre, sin patas ni aletas]

Parte del oxazepam que le recetan a las personas acaba en las aguas residuales. Básicamente porque nuestro cuerpo no lo asimila todo, y el exceso se elimina por la orina. El problema es que ningún tratamiento de depuración puede con estos medicamentos, con lo que llegan a las aguas de ríos, lagos y embalses.

En su experimento, los científicos trataron de comprobar el efecto del oxazepam en una especie de pez, la perca de río (Perca fluviatilis). Por una parte en adultos, a los que se cogía y exponía a la sustancia cuando ya tenían dos años. Pero también en alevines, que se criaban desde la fase de huevo en aguas con oxazepam. En todos los casos se pudo comprobar que la mortalidad de los peces que convivían con el contaminante era menor.

[Te puede interesar: Los ansiolíticos en el agua están provocando peces sin miedo]

El efecto sobre el ecosistema quedaba claro. En la naturaleza todo está en una situación que se conoce como equilibrio dinámico o metaestable. Cualquier suceso que cambie esta balanza provoca un efecto en cascada. Si aumentan las percas, como en este caso, se reducirán sus presas.

Esto hará que aumenten los organismos de los que se alimentan. Pero también caerán los números de las especies con las que compite la perca, y aumentarán los animales que se alimenten de ellas, ya sean terrestres o acuáticas.

El objetivo del estudio de los científicos suecos no era únicamente demostrar que el oxazepam mejora la supervivencia de las percas. Ni tampoco que existe un efecto en cascada. La cuestión más importante para ellos era dejar claro, y demostrado científicamente, que la forma en la que entendemos los estudios de contaminación – la ecotoxicología – tiene que cambiar y no basarse únicamente en lo que mata.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente