Los neandertales ya utilizaban plantas medicinales

José de Toledo

Hasta ahora, se pensaba que los neardentales, nuestros primos evolutivos más cercanos, eran carnívoros y su dieta no incluía prácticamente nada más. Pero según un artículo reciente, no sólo tenían una alimentación completa y equilibrada, sino que incluso consumían algunas plantas por sus efectos medicinales. Al menos los que habitaban la cueva del Sidrón, en el norte de España.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores han estudiado los restos de sarro que fosilizaron junto a los dientes de cinco neardentales (Homo neardenthalensis). Utilizando un conjunto de técnicas muy específicas, han sido capaces de determinar cómo se alimentaban estos homínidos. El componente principal de su dieta era la carne, como ya se sabía. De hecho, por como está formada su mandíbula, no podría ser de otra manera.

[Te puede interesar: Los humanos seguimos evolucionando]

Pero también se han encontrado restos de otros alimentos. Se trata de una serie de compuestos moleculares, como almidones y carbohidratos complejos, que sólo pueden tener un orígen vegetal. Es más, por el estado en el que se han encontrado, los científicos han podido confirmar que son alimentos cocinados.

Pero, ¿cómo saben que utilizaban plantas medicinales? ¿Cómo se puede saber que comían estas plantas por sus efectos curativos y no por otras razones? La respuesta está en el sabor que tienen estas especies.

Muchas especies vegetales con efectos curativos tienen sabor amargo. En realidad, casi todas las especies que contienen venenos, tienen sabor amargo. Es la forma que tiene la naturaleza para avisar de lo que se debe y no se debe comer. Y algunos de esos "venenos" en pequeñas cantidades tienen efectos beneficiosos.

[Te puede interesar: El ser humano ya era responsable de extinciones hace 100.000 años]

Y como una de las maneras que tienen las especies de advertir que son tóxicas es este sabor amargo, los animales suelen evitar los alimentos que tiene dicho gusto. Por tanto, si los neardentales consumían plantas con sabor amargo, podía ser por dos razones. La primera de ellas, que no tuviesen receptores del sentido del gusto para el amargor. Es decir, que no fuesen capaces de detectar el sabor amargo.

Esta explicación fue la primera que descartaron los investigadores. Mediante análisis genéticos demostraron que los neardentales eran capaces de percibir el sabor amargo. Por lo tanto, si consumían especies de sabor amargo tenía que ser por otro motivo.

La segunda opción es que consumiesen estos vegetales por sus efectos beneficiosos. Para que esta explicación fuese correcta, se tenían que dar otros dos factores. Las plantas debían ser medicinales, es decir, tener un efecto positivo. Y tenían que consumirse en pequeñas cantidades. Ambos factores se cumplían para, al menos, dos especies vegetales: aquilea y camomila.

Estos datos tienen aún otra implicación importante. Para que los neardentales pudiesen alimentarse de vegetales cocinados, y mucho más aún, para que pudiesen utilizar algunas plantas como medicinales, debían tener un conocimiento muy profundo de su entorno.