Apuntes de Naturaleza

Los camaleones se comunican a través del color de su cuerpo

Ejemplar de camaleón de Yemen en en zoológico de Boston. Por Steven G. Johnson, via Wikimedia CommonsAlgunos estudios científicos empiezan con alguien haciéndose una pregunta que puede parecer muy tonta. ¿Un ejemplo? Un estudio reciente, que intenta saber de qué color es un camaleón cuando mira a otro. Y la respuesta es que el color que coja cada uno da mucha más información de la que se pensaba.

Los camaleones son conocidos por su capacidad para cambiar de color. Una habilidad que utilizan para mimetizarse con el entorno, para esconderse y así poder cazar mejor al mismo tiempo que se esconden de los depredadores. Lo que no se sabía hasta ahora es si esta característica cumplía alguna función en las relaciones sociales entre estos animales.

El estudio se ha centrado en el camaleón velado o camaleón de Yemen (Chamaeleo calyptratus), pero los resultados parece que sirven para otras muchas especies. En esta en concreto las relaciones sociales son mínimas, y se dan únicamente durante la época de cría o por cuestiones territoriales.

[Te puede interesar: La isla en la que sólo sobreviven los mejores]

En momentos como este, cuando dos machos se encuentran se da una situación complicada. Ambos tienen el mismo objetivo: quedarse con el territorio, o con el derecho de cortejar a la hembra. Pero ninguno de los dos está interesado en un enfrentamiento físico, en el que pueden salir heridos ellos mismos o incluso los dos.

Esto no pasa exclusivamente en los camaleones, y casi todos los animales lo solucionan de la misma manera. Lo que hacen los individuos es probarse, ver cuál de los dos es más potente. El macho que tiene las de perder simplemente se retira, y sólo en los casos en los que las fuerzas están muy igualadas los animales entran en combate.

¿Y de qué manera se prueban? Ahí es donde entra la capacidad de cambiar de color. Los machos se ponen de lado, mostrando las bandas que tienen en los laterales del cuerpo, y justo después enseñan la cabeza. Al mismo tiempo cambian el color de la parte del cuerpo que están enseñando. Cuanto más claro y brillante sea el color, más fuerte es. El que tiene colores más apagados se retira.

[Te puede interesar: Descubiertas cuatro nuevas especies de lagartos sin patas en un hábitat sorprendente]

Explicar la relación entre un color muy brillante y la potencia física es bastante sencillo. Para un depredador, un camaleón de colores brillantes es mucho más fácil de detectar. Los individuos que “se atreven” a utilizar colores muy claros lo hacen porque saben que van a poder escapar del ataque.

Por que la cosa es más complicada – e interesante – de lo que parece. Durante los duelos, no sólo es importante el color que pueda coger cada uno de los machos, también la velocidad a la que pueden hacerlo. El que primero cambie a los tonos marrones y verdes naturales tiene más posibilidades de no ser detectado por los depredadores.

Este es el primer estudio que demuestra un comportamiento tan complejo en camaleones. Nadie se había parado a pensar en la influencia que el cambio de color de estos reptiles tenía en sus relaciones sociales. Gracias a este artículo, se abre una nueva vía para estudiar estos animales, muy amenazados a nivel de conservación.


Te puede interesar: La lucha por la supervivencia de los camaleones

Una cría de camaleón de Jackson descansa sobre los cuernos de su padre. Imagen del serpentario del Zoo de Taronga de Sidney. (AP Photo/Rob Griffith)
1 / 13
Redacción
vie, 13 dic 2013 17:00 CET