Apuntes de Naturaleza

Encontrada una especie de cangrejo púrpura en las Filipinas

Insulamon palawanense. Imagen cortesía de Hendrik FreitagLos científicos acaban de descubrir cuatro nuevas especies de cangrejos en las Islas Filipinas. Estas islas son uno de los puntos calientes de biodiversidad (biodiversity hot-spots en inglés), por lo que no es raro que en sus hábitats se encuentren organismos desconocidos para la ciencia. Lo que sorprende es que una de las nuevas especies, Insulamon palawanense, tiene un llamativo color púrpura.

Según explican los investigadores responsables del artículo, este color tan poco usual serviría para que los cangrejos se reconociesen. Se sabe desde hace tiempo que estos animales son capaces de ver en colores, y con un color tan llamativo serían capaces de reconocer a sus congéneres en un ecosistema en el que se dan muchas especies de cangrejo.

[Te puede interesar: Crean un banco de ADN para el delfín rosa de China]

Pero no solo les serviría para esto. Igual que ocurre en otros animales del mismo grupo biológico, aparecen tres tonos de color bastante diferenciados. Uno más fuerte, más llamativo, para los machos jóvenes. Otro algo más pálido para las hembras, y un tercer tono mucho más apagado para los juveniles. De esta manera, no solo se reconocen como miembros de la misma especie, sino que pueden desplegar su ritual de cortejo ante los individuos adecuados.Macho de I. palawanense. Imagen cortesía de Hendrik Freitag

Parece ser que esta especie ha adoptado el púrpura como color por casualidad. A parte de para reconocerse, no parece que este tono cumpla ninguna otra función, como esconderse o asustar a los depredadores.

Los cangrejos, al igual que otros muchos animales, obtienen su color de su alimento. La misma sustancia que da un color rojo a las flores de una planta, le da su color rojo a los cangrejos de nuestros ríos cuando estos se las comen. Pero para eso hace falta consumir cantidades relativamente altas de estas plantas, y de una manera habitual. Aún no se ha encontrado la fuente exacta de tanta cantidad de pigmentos.

Esta especie tiene algunos depredadores, entre los que se puede contar a las poblaciones humanas en zonas remotas de las islas en las que han sido encontrados. Pero el peligro al que se pueden enfrentar es la desaparición de sus ecosistemas, ya que las Filipinas son uno de los lugares del mundo más amenazados. La deforestación, la minería y la contaminación de los ríos pueden hacer desaparecer a esta especie que se acaba de descubrir.