El cangrejo rojo, superviviente definitivo

De entre las especies invasoras, las que representan un problema mayor son aquellas capaces de adaptarse a condiciones muy diversas. Un ejemplo de este tipo de organismos es el cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii), al que podemos encontrar en ríos y lagos de sitios tan distintos como la Península Ibérica o Kenya. Y según acaba de demostrar un equipo de investigación británico, a pesar de ser acuáticos son capaces de sobrevivir en tierra firme.

En la zona de donde son autóctonos, estos animales son conocidos como cangrejos rojos de pantano (red swamp crayfish), ya que este tipo de zonas encharcadas son su hábitat natural. Se sabe desde hace mucho tiempo que en épocas de sequía son capaces de sobrevivir en un estado de letargo parecido a la hibernación. Excavan agujeros en el suelo, llamados chimeneas, y pasan allí las épocas desfavorables.

[Te puede interesar: Un cangrejo marino, nuevo invasor del Delta del Ebro]

Pero, ¿qué pasa si la época desfavorable es muy larga? Se sabe desde hace tiempo que estos animales son capaces de desplazarse en busca de zonas inundadas. De hecho, van buscando las pisadas de los hipopótamos, que son muy profundas y suelen llenarse de agua, para mantenerse húmedos durante sus viajes.

La duda estaba en si se alimentaban o no. Porque no es lo mismo comer, que alimentarse. Es decir, los investigadores querían saber si esta especie acuática era capaz no solo de sobrevivir, sino de crecer y mantenerse con una dieta basada en plantas terrestres. Si son capaces de alimentarse durante estas migraciones, serán capaces de recorrer distancias mucho mayores, lo que les permitirá aumentar sus posibilidades de sobrevivir. Y también las de invadir otros lagos cercanos.

[Te puede interesar: El catálogo de las especies invasoras en España]

Para comprobar si eran o no capaces de utilizar los recursos terrestres, los investigadores emplearon una técnica conocida como análisis de isótopos estables. Este método se basa en la idea de que "somos lo que comemos". Cada uno de los alimentos que consumimos tiene una característica propia, una señal isotópica particular que se puede medir. Y nuestros músculos y tejidos tienen una señal que depende de la de nuestros alimentos.

Los resultados no dejan lugar a dudas. El cangrejo rojo americano es capaz de alimentarse con plantas terrestres, lo cual lo convierte en un superviviente nato y aumenta su peligro potencial como especie invasora.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente