Cómo consigue una araña cazar presas mucho mayores que ella

J Toledo
Imagen propiedad de Stano Pekár
Un juvenil de de la ara&amp;ntilde;a <i>Zodarium cyrenaicum</i> atacando a su presa. Imagen propiedad de Stano Pékar
Un juvenil de de la araña Zodarium cyrenaicum atacando a su presa. Imagen propiedad de Stano Pékar

Situaciones que recuerden a la lucha de David contra Goliath no se dan habitualmente en la naturaleza, por mucho que resulten inspiradoras. Es muy poco común que un depredador - el David en este caso - ataque a presas mucho más grandes que ellas, a Goliaths en comparación. Sin embargo, sí hay algunos casos, y en un artículo reciente se explica cómo lo consigue una pequeña especie de araña, llamada araña enana del Negev (Zodarium cyrenaicum).

En realidad, se explica cómo lo consiguen tanto las hembras adultas como los juveniles de esta especie. Porque cada uno de ellos tiene una estrategia distinta, basada en las diferencias entre las formas maduras e inmaduras.

[Te puede interesar: Una araña utiliza hormigas como "guardaespaldas"]

En ambos casos, la presa es una especie de hormiga de cuatro veces su tamaño. Messor arenarius, que así es como se denomina la hormiga, tiene dos morfos. Es decir, que dentro de un mismo hormiguero se pueden dar hormigas con dos formas diferenciadas. Pero ambas son obreras, lo único que las diferencia es su tamaño, siendo un morfo más grande que el otro.

Las arañas adultas se han especializado en cazar precisamente a las hormigas del morfo grande, lo que tiene sentido. Y lo hacen de una manera muy interesante. Se esconden entre la arena, y cuando pasa una hormiga la atacan desde atrás. Inmediatamente después se retiran para evitar que la hormiga se defienda. Y cuando el veneno actúa, se acercan a comérsela.

¿Y que hacen los juveniles? Por lógica se podría pensar que llevarían a cabo la misma estrategia pero en las hormigas más pequeñas. Pero no es así. Lo que hacen es trepar por el costado de la hormiga, buscando un punto débil en su coraza. Cuando lo detectan, inyectan su veneno, y cuando este actúa se alimentan de su presa.

[Te puede interesar: La personalidad de la tarántula dice si se aparea con el macho o se lo come]


Pero no retroceden para evitar que se defiendan. Cuando suben por el costado, escogen con mucho cuidado dónde situarse. En un lugar al que la hormiga no pueda llegar ni con su cabeza ni con las patas, con lo que quedan protegidas.

De estas dos maneras consiguen unas pequeñas arañas de apenas tres milímetros acabar con hormigas de más de cuatro veces su tamaño. Un último detalle curioso: se sabe cómo lo hacen las hembras adultas y los juveniles de ambos sexos. Pero no los machos adultos, que de hecho no depredan sobre la misma especie de hormiga.