Capturado un gigantesco esturión de 500 kg

José de Toledo

El río Fraser, en la región canadiense de la Columbia Británica, es famoso por alojar a un gran número de especies de peces de la familia del esturión. No solo por la cantidad de especies, sino por el tamaño que estos animales llegan a alcanzar. Claro, que nada como el último ejemplar capturado, de 3,77 metros de longitud y con un peso aproximado de casi 500 kilogramos.

Se trata en concreto de un ejemplar de esturión del Pacífico (Arcipenser transmontanus), y se cree que sería el pez de agua dulce más grande jamás pescado con caña, y el de mayor edad. No se va a poder confirmar si es así o no, ya que este tremendo animal fue liberado antes de ser pesado. Para poder pesar estos animales, y que sean tenidos en cuenta para los libros de records, hay que matarlos, y quienes pescaron este ejemplar decidieron no hacerlo.

[Te puede interesar: Encontrado un tiburón blanco de 900 kg]

En su lugar, se realizó una estimación del peso basándose en la longitud total del animal y en su circunferencia. Ambas medidas pueden tomarse sin dañar al animal. También hicieron el cálculo de la edad aproximada que podría tener el animal. Por su peso y tamaño, y por el estado que mostraba cuando fue capturado, los pescadores consideran una edad de 100 años.

Este monstruoso pez fue pescado con la ayuda de Dean Werk, propietario de una empresa de pesca deportiva de la zona, Great River Fishing Adventures. Además de mantener su negocio y ejercer de guía de pesca en el río, colabora con distintas organizaciones conservacionistas de la zona. Con su ayuda, y la de otros expertos pescadores de la zona, se han podido identificar y marcar más de 45.000 esturiones del Pacífico.

[Te puede interesar: Encuentran amebas gigantes en la Fosa de las Marianas]

Gracias a esto se tienen unos datos de gran calidad sobre el estado de conservación de la especie. Debido a su interés comercial, la gran mayoría de especies de esturión se encuentran amenazadas en mayor o menor medida. Otro de los grandes problemas que afectan a estos peces son las infraestructuras que se construyen en los ríos, como presas o canalizaciones. Estos animales remontan los ríos para realizar la puesta, y las construcciones humanas les impiden llevar esta migración a cabo.