Cómo se hicieron los murciélagos los reyes de la noche

Apuntes de Naturaleza

¿Cómo consiguieron los murciélagos hacerse con el dominio de la noche? Esta es una pregunta que los biólogos llevan haciéndose mucho tiempo. Cuando estos mamíferos voladores dieron el paso hacia hábitos nocturnos, ya había otros muchos animales que utilizaban la oscuridad para cazar a sus presas. Así que los murciélagos tuvieron que desarrollar alguna capacidad que les diese cierta ventaja.

Si pensamos en los murciélagos, lo primero que se nos viene a la mente es su capacidad para orientarse por el sonido, lo que se conoce como ecolocalización. Pero según se explica en un artículo reciente, esta capacidad no sería suficiente. Al poder combinarla con una buena visión, los quirópteros adquirieron una ventaja notable sobre otros animales.

La primera pista sobre esta combinación la da el momento concreto en que se alimentan. Al contrario de lo que mucha gente piensa, los murciélagos no cazan a la mayoría de sus presas durante la noche cerrada. Lo hacen justo al anochecer, cuando aún hay bastante luz.

[Te puede interesar: La curiosa fotografía de un sapo comiéndose un murciélago]

Este es un momento complicado del día. Aún hay suficiente luz como para poder cazar utilizando la vista, pero no la suficiente como para poder guiarse bien sólo con este sentido a las velocidades a las que vuelan los murciélagos.

En su estudio, los investigadores comprobaron que la ecolocalización funciona muy bien para detectar objetos pequeños. Justo del tamaño de los insectos, el alimento principal de estos animales nocturnos. De hecho, gracias a los ultrasonidos que emiten pueden detectar hasta tres veces más objetos, y con mayor precisión, que si utilizasen la vista.

Por desgracia, con los objetos de mayor tamaño este sistema no funciona igual de bien. Incluso se podría decir que funciona bastante mal. Tener una forma de detectar pequeños insectos para poder comer, pero acabar chocando contra un árbol o una piedra no parece la mejor estrategia.

[Te puede interesar: Estudiar los murciélagos puede ayudar a prolongar la vida de los humanos]

Así que también necesitan una buena vista. Gracias a ella pueden tener una imagen general. Con la información que reciben de los ojos pueden guiarse, orientarse y evitar objetos de gran tamaño. Y todo esto lo combinan con la ecolocalización para detectar presas.

Al poder reunir tanta información sobre el medio, los murciélagos consiguieron una gran ventaja adaptativa sobre el resto de animales nocturnos. Especialmente sobre las aves, que son el grupo con el que más compiten por los recursos. Y también gracias a ello han podido expandirse y adaptarse a tantos ambientes, y diversificarse hasta constituir el 20% de las especies de mamíferos.

El siguiente paso que los investigadores quieren dar tratará de entender cómo consiguen los murciélagos reunir los dos tipos de información y darles sentido. Ambos son complementarios, pero cada uno de ellos llega por un sentido y a una región concreta del cerebro. Cómo se integra toda esta información es lo que realmente supone una ventaja para este tipo de animales.