Apuntes de Naturaleza
  • Las plantas también son fumadoras pasivas

    Los vegetales pueden absorber nicotina tanto del aire como del suelo, acumulando este tóxico en sus tejidos

    Menta piperita - en inglés pippermint -, una de las especies empleadas en el estudio.Menta piperita - en inglés pippermint -, una de las especies empleadas en el estudio.
    Si a cualquiera nos ofrecen una infusión con un toque extra de nicotina, o las especies de la comida, no nos resultaría demasiado apetecible. Pero la realidad es que muchas lo tienen, tal y como se explica en un artículo reciente. Y esa nicotina está ahí porque las plantas también son “fumadoras pasivas”. O porque lo absorben por las raíces, desde un suelo contaminado.

    En muchos casos, y este es uno de ellos, conviene explicar de dónde han sacado los investigadores la idea para su estudio. Cómo han llegado a preguntarse cuánta nicotina tienen ciertas plantas que se utilizan para comida, y de dónde la sacan.

    [Te puede interesar: El falso mito de que el tabaco de liar es más saludable]

    La nicotina es un alcaloide natural, una sustancia que algunas plantas generan en sus tejidos. Y lo hacen para protegerse de los insectos. Es decir, es un insecticida natural. Y como ocurre muchas veces, esto ha servido de inspiración para crear plaguicidas artificiales con los que tratar los cultivos.

    O

    Más información »de Las plantas también son fumadoras pasivas
  • ¿Qué ocurre cuando soltamos a nuestras mascotas en la naturaleza?

    "Liberando" a las mascotas de sus acuarios estamos poniendo en peligro los ecosistemas y la fauna local

    Imagen de una mascota exótica, asilvestrada y que ha crecido de tamaño después de ser liberada por sus dueños.<br /><br />Crédito: <span class=credit>Murdoch University's Freshwater Fish Group & Fish Health Unit</span>
    Todos le cogemos cariño a nuestras mascotas. Por eso en ocasiones nos sentimos culpables de tenerlos encerrados, y pensamos que los podríamos liberar. Que vivan libres y felices. El problema, bastante bien conocido pero que se vuelve a explicar en un artículo reciente, es que con esa acción vamos a crear un problema enorme.

    Esto funciona especialmente con los peces de acuario o de pecera. Los tenemos en “pequeñas jaulas de cristal”, y pensamos que llevándolos a un río o un lago, ellos estarán mejor. Y que un animal tan pequeño, mucho daño no puede hacer.

    [Te puede interesar: ¿Puede una mascota destruir un ecosistema?]

    Pero se nos olvida un detalle. Las especies que se usan como mascotas suelen ser tremendamente plásticas en cuanto a su tamaño. Mientras los tenemos en una pecera, mantienen un tamaño proporcional a su hábitat. Es decir, pequeño.

    Al llegar a los lagos, crecen en tamaño. También de manera proporcional a su hábitat. Y, como es evidente, su apetito crece de la misma manera.

    Más información »de ¿Qué ocurre cuando soltamos a nuestras mascotas en la naturaleza?
  • Peces que cambian de sexo con la temperatura

    Ciertas poblaciones de peces adaptan la proporción de sexos – cuántos machos y hembras hay – en función de la temperatura de su hábitat

    La especie estudiada, <i>Acanthochromis polyacanthus.<br /><br /></i>Image courtesy of University of Technology, Sydney
    Hay muchos factores que ayudan a asegurar la supervivencia de una población de determinada especie. Y algunos no son tan obvios. Por ejemplo, la proporción de sexos – cuántos machos y cuántas hembras hay – tiene una influencia muy alta. Con esto se pueden dar situaciones muy curiosas.

    Una de ellas se explica en un artículo reciente. Los investigadores estudiaban una especie de pez, en la que la determinación del sexo depende de la temperatura. Es decir, en función de a cuántos grados se incube un huevo, el individuo será macho o hembra.

    [Te puede interesar: Crustáceos que le ganan la batalla al cambio de sexo]

    El problema es que la temperatura del océano está subiendo. Y por lo tanto, nacen más ejemplares del sexo que aparece con temperaturas elevadas. En el caso concreto de la especie estudiada, los machos. Eso no es bueno, y de hecho es peor que la situación contraria. El crecimiento de la población, o su mantenimiento, depende mucho más de las hembras que de los machos.

    Así que todo

    Más información »de Peces que cambian de sexo con la temperatura
  • No todo está en los genes

    Un estudio reciente demuestra que la manera en la que se empaqueta el ADN también influye en qué características se heredan

    Modelo de empaquetado del ADN en forma de cromosomas, donde se ve la importancia de las histonas.<br /><br />Crédito: Darryl Leja, NHGRIPor primera vez un equipo de investigación ha conseguido demostrar una idea que ha acompañado a la genética desde sus inicios. No todas las características que heredamos dependen del ADN, también de qué genes “están encendidos o apagados”. Y eso también se hereda, que es lo novedoso del artículo.

    Muchas cuestiones en torno a la genética resultan más complicadas de lo que deberían ser por culpa de la terminología que se usa. Así que vamos a intentar aclarar unos pocos conceptos, siempre con la idea de que nadie tiene la última palabra.

    [Te puede interesar: Explican la función del “ADN Basura”]

    Existe una diferencia importante entre gen y secuencia de ADN, a pesar de que muchas veces se utilizan como sinónimos. Un gen es una característica biológica – el ejemplo típico sería el color de los ojos – y una secuencia la forma que toma la molécula de ADN, las bases que contiene. Todos los genes están formados por secuencias, pero no todas las secuencias son genes.

    Sólo son genes las

    Más información »de No todo está en los genes
  • Salvando al lagarto “Pinocho”

    Esta especie de reptil, en la que una larga nariz juega un papel importante en sus relaciones sociales, se está recuperando después de años considerada extinta

    ¿Cómo llamas a un reptil con la nariz muy grande? Fácil, le pones de nombre común “lagarto Pinocho”. Un nombre más técnico sería anolis cornudo de Ecuador (Anolis proboscis). Este pequeño lagarto se consideraba extinto hasta 2005, cuando se localizaron algunos ejemplares. Y desde entonces se está realizando un estudio para asegurar su supervivencia.

    Pero claro, lo primero que hace falta saber es para qué sirve su curioso apéndice nasal. Una característica tan marcada, y tan única, debe servir para algo. Las sospechas son las habituales en estos casos: o bien sirve para realizar combates rituales entre los machos – que son los únicos con nariz “de Pinocho” – o bien sirve para atraer a las hembras.

    [Te puede interesar: Descubiertas cuatro nuevas especies de lagarto sin patas en un hábitat sorprendente]

    En ambos casos los científicos tienen claro que, de un modo u otro, esta larga nariz tiene su origen en la selección sexual. Pero como es habitual, tener algo muy claro en ciencias no

    Más información »de Salvando al lagarto “Pinocho”
  • ¿Cómo cruza el mar una gallina?

    Algunas gallinas domésticas están escapando de sus granjas y llegan a islas de Hawaii, donde se cruzan con gallinas salvajes

    Fotografía de uno de los híbridos de gallina bankiva y doméstica, tomada en la isla de Kauai.<br />Crédito: Dominic Wright
    ¿Cómo llega una gallina a convertirse en una especie invasora? Esta pregunta es mucho más compleja de lo que puede parecer. Sobre todo si tenemos en cuenta el lugar que están invadiendo, la isla de Kauai en el archipiélago de Hawaii. Y es lo que se pretende responder en un artículo reciente.

    La situación es realmente compleja. Las gallinas llegaron a Hawaii con los polinesios, hace miles de años. Y desde entonces se han naturalizado, integrándose en los ecosistemas hasta tal punto que hoy en día son parte fundamental del funcionamiento del medio natural en estas islas.

    [Te puede interesar: La estrategia sexual secreta de las gallinas]

    Pero no se trata de las gallinas domésticas, si no de las gallinas bankivas (Gallus gallus). Fue esta especie la que se domesticó para dar las variedades que hoy en día se crían por todo el mundo. En estas islas viven en estado de libertad.

    Y también viven libres gallinas de cría, de variedades “comerciales” creadas a partir de cruces dirigidos. Aunque en

    Más información »de ¿Cómo cruza el mar una gallina?
  • Cuando el mayor depredador era una salamandra

    Un gigantesco anfibio dominaba los ecosistemas hace 200 millones de años

    Metoposaurus algarvensisMetoposaurus algarvensis
    Si tuviéramos que hacer una lista de animales monstruosos, depredadores terribles a los que temer, a casi ninguno se nos ocurriría incluir a las salamandras. Pero estaríamos cometiendo un error, ya que en un momento del pasado, durante la evolución de este grupo biológico, estos anfibios fueron los cazadores más temibles de sus ecosistemas.

    Al menos así lo demuestra un fósil encontrado recientemente, que se describe en un artículo publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology. Esta especie, denominada Metoposaurus algarvensis, se parecía bastante a los actuales cocodrilos. Superaba los dos metros de longitud y contaba con numerosos y afilados dientes. Y su hábitat eran lagos y zonas remansadas de ríos, donde dominaban los ecosistemas.

    [Te puede interesar: ¿Por qué desaparecieron los insectos gigantes?]

    Lo más interesante del caso es que estas “super-salamandras” pertenecen al mismo grupo del que evolucionaron los actuales anfibios. Hoy en día a este grupo pertenecen

    Más información »de Cuando el mayor depredador era una salamandra
  • Setas que brillan en la oscuridad

    Algunas especies de hongos cuentan con esta característica para atraer a los animales y que dispersen sus esporas

    <i>Neonothopanus gardneri</i> brillando en la oscuridad. REUTERS/Michele P. Verderane/IP-USP-2008/Handout via Reuters
    En Biología, algunas preguntas tardan en contestarse. Y puede llegar a pasar mucho tiempo desde que se observa un proceso por primera vez hasta que se le da respuesta. Una de ellas es por qué brillan algunas setas, algo que en su día se preguntó Aristóteles. Más de 2.000 años más tarde, gracias a un artículo reciente, se tiene la respuesta.

    La explicación es simple. Las setas brillan para atraer a distintos insectos, y que éstos se encarguen de dispersar sus esporas. Repartir a la especie por el mundo.

    Parece obvio, ¿no? El problema es que no lo es tanto. Estas especies brillan de manera activa. Es decir, generan su propia luz gastando energía metabólica, invirtiendo recursos. Parece un mecanismo muy costoso para dispersar las esporas.

    Claro, que lo hacen de la manera más eficiente posible. En el estudio recién publicado no sólo se demuestra para qué lo hacen. También cómo lo hacen, que es mucho más interesante.

    [Te puede interesar: Encuentran un misterioso gusano bioluminiscente en la

    Más información »de Setas que brillan en la oscuridad
  • Cómo una infección puede cambiar el comportamiento

    Roedores que dejan de temer a los gatos, o gambas que se vuelven caníbales son algunos de los ejemplos de los cambios que un parásito puede provocar en animales

    Un gato juega con un ratón en Alemania el 20 de diciembre de 2014Un gato juega con un ratón en Alemania el 20 de diciembre de 2014
    Que un animal enfermo cambie su forma de comportarse – que esté “bajo de ánimos” - no parece ninguna novedad. Pero demostrar que una infección por parte de un parásito cambia el comportamiento, las estrategias de supervivencia, de un ser vivo ya es otra cosa y sí es noticia. O más bien noticias, ya que han salido dos artículos que tratan precisamente sobre este tema.

    Los casos no podrían ser más distintos. En el primer artículo se habla sobre canibalismo en un pequeño crustáceo parecido a una gamba. Y en el segundo, de cómo un parásito bastante común hace que las ratas no sólo pierdan el miedo a sus depredadores, si no que incluso los busquen.

     

    Gambas “zombies”

    Dos ejemplares de <i>Gammarus duebeni celticus.<br /><br /></i>Credit: University of LeedsEl canibalismo no es algo raro en crustáceos. De hecho, es relativamente común que los adultos de una especie cacen a los juveniles para alimentarse. Visto así, no parece que una infección afecte en nada.

    [Te puede interesar: “Alien vs. Predator” en los ríos europeos, y van ganando los depredadores]

    Pero el caso de Gammarus

    Más información »de Cómo una infección puede cambiar el comportamiento
  • Los cazadores son buenos para la naturaleza

    Las personas más dispuestas a colaborar con la protección de la naturaleza son los cazadores y los aficionados a la observación de aves

    AP Photo/Detroit News, Todd McInturfAP Photo/Detroit News, Todd McInturf
    ¿Quién ayuda más a conservar la naturaleza? La pregunta puede parecer algo extraña, pero resulta muy importante. A la hora de diseñar programas de conservación, hace falta saber a quién van dirigidos, tener claro cuáles son tus aliados. Según un estudio reciente, la cosa está muy clara: los aficionados a las aves y los cazadores. Con mucha diferencia.

    Lo de los ornitólogos aficionados – observadores de aves o birdwatcher en inglés – resulta más o menos obvio. Lo de los cazadores no tanto, y además da pié a malos entendidos. Así que es mejor aclarar de qué hablamos, para poder sacar las conclusiones apropiadas.

    Con cazadores nos referimos a los buenos cazadores. A los que tienen sus permisos, cumplen con las leyes. Igual es más sencillo definir quiénes no son: los furtivos. Que, por cierto, son una minoría, ya que los cazadores que se rigen por las buenas prácticas los superan, y mucho, en número.

    [Te puede interesar: La caza furtiva supone una crisis para la conservación]

    Pero mucho

    Más información »de Los cazadores son buenos para la naturaleza

Paginación

(533 Historias)
Buscar

Suscríbete a nuestros blogs:

[X]

Cómo subscribirse

Abra cada sección para suscribirse utilizando Añadir a Mi Yahoo o feeds Suscribirse al RSS.

Yahoo Noticias ofrece docenas de feeds RSS que puede leer in Mi Yahoo o usando un software lector de noticias RSS de otro proveedor. Haga clic aquí para más información sobre RSS y cómo puede usarlo con Yahoo Noticias.