A vueltas con el origen de los animales

Apuntes de Naturaleza
Recontrucción de Metaspriggina sp. , una de las especies que apareció durante la explosión cámbrica. REUTERS/Marianne Collins/Conway Morris and Caron/Handout via Reuters (UNITED STATES - Tags: SCIENCE TECHNOLOGY)

El origen de la vida compleja, la aparición de los animales que podemos reconocer... esto fue lo que ocurrió durante la conocida como “explosión cámbrica”. Quizá el momento de la historia evolutiva del planeta más difícil de explicar. Qué demonios, sin el quizá. Recientemente un nuevo artículo da una explicación más para tratar de entender este complicado momento.

Pero, exactamente, ¿qué es esto de la “explosión cámbrica”? Es el momento en que aparecieron las formas de vida actuales. Antes del cámbrico las pocas formas que existían eran muy simples, parecidas a las actuales esponjas. Y de repente, hace unos 530 millones de años, surgieron todos los demás animales.

[Te puede interesar: El dueño de la “mega-garra” fósil tenía el cerebro de una araña]

En ciencias, los términos que se emplean son muy importantes. Aunque algunas veces en divulgación podamos equivocarnos, y a pesar de que los científicos no siempre definan las cosas con la exactitud necesaria. En este caso, tanto “formas de vida” como “de repente” tienen más importancia de la que podría parecer.

“De repente” implica que ocurrió de manera muy rápida. La radiación adaptativa, la aparición de nuevos organismos, tuvo lugar en un periodo muy corto de tiempo. Esto contradice, en gran medida, a la ortodoxia evolutiva. No ocurrió de manera gradual, si no “de un día para otro” en términos evolutivos: en unos pocos cientos de años, miles a lo sumo.

Y no fueron únicamente especies, o géneros. El paso del precámbrico al cámbrico vio aparecer a todas las formas actuales, y algunas que desaparecieron poco después. Lo que surgió fueron los filos, el grupo de clasificación más amplio que consideran los biólogos.

Para hacernos una idea de lo amplio que es esto, cojamos dos filos. Ambos – como el resto de los que existen – surgieron en el cámbrico. Los artrópodos dieron sus primeros pasos hace 530 millones de años. Esto es, el grupo que contiene a animales tan distintos como insectos, arañas, cienpiés y trilobites.

Pero también los cordados, a los que pertenecemos nosotros. Los vertebrados somos cordados, y nuestros más antiguos representantes comenzaron a poblar el planeta con la explosión cámbrica. El “abuelo” de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos nadó por primera vez en el mar hace más de 500 millones de años.

La lista de filos sería muy amplia, y por desgracia no exenta de cierta polémica. Aún falta consenso sobre algunos de los fósiles de esta época.

[Te puede interesar: Un fósil de más de 500 millones de años con forma de cigarro puro]

Todo lo que tenga que ver con este periodo, por tanto, resulta apasionante para cualquier aficionado a la biología. Y explicar qué y cómo ocurrió lleva siendo un quebradero de cabeza desde los inicios de la teoría evolutiva.

El artículo publicado ofrece una explicación que tiene que ver con la geología, y por lo tanto con las condiciones del planeta. Según han podido comprobar, comparando por primera vez las rocas de todos los continentes, es que existió un cambio notable.

Los continentes se separaron, creando unos mares poco profundos pero bastante extensos. Este sería el “caldo de cultivo” de la explosión. No sólo eso, sino que permitió que estas aguas, al ganar en superficie, se pudiesen oxigenar mejor. Lo que resulta imprescindible para todas las formas de vida del cámbrico.

[Te puede interesar: Existimos por una suma de casualidades]

También cambió la química de los océanos. Los movimientos tectónicos sacaron sustratos a la superficie, permitiendo que reaccionasen tanto con el agua como con la atmósfera. Sumando todos estos factores, se daban las condiciones óptimas para la evolución.

Se trata, pues, de una explicación más, de datos que ayudan a entender un rompecabezas al que aún le faltan piezas por encontrar.