El ‘Bizum europeo’ está cada vez más cerca: todo lo que se sabe

Una persona utiliza Bizum en su móvil
Una persona utiliza Bizum en su móvil

Una persona utiliza Bizum en su móvil

Realizar y recibir pagos instantáneos en España ya es posible desde hace varios años gracias al sistema Bizum. Sin embargo, la Comisión Europea quiere ir más allá y pretende que este tipo de transacciones puedan realizarse entre los distintos países del viejo continente.

Hace unas semanas, la institución dirigida por Ursula von der Leyen presentó una propuesta para obligar a los bancos a ofrecer a sus clientes la posibilidad de realizar pagos instantáneos en menos de diez segundos y durante cualquier día de la semana en toda la Unión Europea.

El Ejecutivo europeo explica que el objetivo es “garantizar que los pagos inmediatos en euros sean asequibles y seguros y puedan tramitarse sin problemas en toda la UE”. La gran ventaja de este tipo de operaciones es que serían “mucho más rápidas que las transferencias tradicionales, que los proveedores de servicios de pago reciben solo durante las horas de trabajo”.

En ese sentido, la Comisión Europea destaca que, con ese ‘Bizum europeo’, se evitaría el gran problema de las transferencias tradicionales: la llegada del dinero a la cuenta del beneficiario al día hábil siguiente, que puede llegar a suponer hasta tres días naturales.

Desbloqueo de 200.000 millones de euros diarios

Esta medida, además, también tendría su repercusión positiva en la economía, ya que “liberaría dinero bloqueado actualmente en tránsito en el sistema financiero que podría utilizarse antes para consumo o inversión”, señala el Ejecutivo comunitario, que cifra esa cantidad en “casi 200.000 millones de euros al día”.

Este impulso de la Comisión Europea para ampliar las virtudes de los pagos instantáneos a toda la UE se justifica en su poca utilización actual. “A principios de 2022, solo el 11% de todas las transferencias en euros en la UE eran inmediatas”, precisa la institución.

“Pasar de las transferencias tradicionales a las transferencias instantáneas se puede comparar al paso del correo postal al electrónico”

La comisaria de Servicios Financieros, Estabilidad Financiera y Unión de los Mercados de Capitales, Mairead McGuinness, resalta que “pasar de las transferencias al día siguiente a las transferencias en diez segundos es revolucionario y se puede comparar al paso del correo postal al correo electrónico” y recuerda que “no hay ninguna razón por la que muchos ciudadanos y empresas de la UE no puedan enviar y recibir dinero inmediatamente, ya que la tecnología de pagos inmediatos existe desde 2017”.

Además, los pagos instantáneos ayudarían a reducir a ahorrar costes a las empresas, algo que “es especialmente importante en un momento en el que las facturas para los hogares y las pymes están subiendo y cada céntimo cuenta”, apunta McGuinness.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha asegurado que “los pagos inmediatos se están convirtiendo rápidamente en la norma en muchos países. También deben estar a la disposición de todos en Europa, de modo que mantengamos nuestra competitividad a escala mundial y aprovechemos al máximo las oportunidades de innovación que ofrece la era digital”.

En cualquier caso, con los datos en la mano, a Europa aún le queda un largo camino por recorrer para lograr una implantación de los pagos instantáneos como el conseguido en España por el sistema Bizum, que desde su puesta en marcha en 2016 ha superado los 22 millones de usuarios y los 1.400 millones de operaciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR