La "chapuza" del bitcoin en El Salvador: el temerario experimento monetario que nació muerto

·6 min de lectura

Aunque cuenta con muchos entusiastas como mecanismo de especulación, técnicamente hablando, el bitcoin no es una moneda. Sin embargo, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele -quizás acostumbrándose a su forma voluntarista de gobernar- intentó innovar a contravía, en un renglón neurálgico del sistema financiero salvadoreño. Los resultados, como se esperaba, le han sido desfavorables. Si hay algo que no es susceptible de imposiciones es precisamente la economía

SAN SALVADOR, EL SALVADOR - 2021/09/15: A placard against the government's Bitcoin law, during the protest.
Thousands of Salvadorans took to the streets on El Salvador's Bicentennial Independence Day against El Salvador's President Nayib Bukele and his government's policies. (Photo by Camilo Freedman/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
En las protestas contra el presidente Bukele en El Salvador se vieron carteles como estos, en contra del uso del bitcoin en el país. (Photo by Camilo Freedman/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Quién habría podido imaginar que, luego de reducir a los partidos de oposición, cercar a la prensa, dominar a rajatabla el Tribunal Supremo con una medida intempestiva que tomó apenas ganó la mayoría del Congreso, el líder populista de El Salvador, Nayib Bukele, que ha gozado de una popularidad incontestada hasta el momento, enfrentaría su primera gran demostración en contra, el primer gran signo de inconformidad por parte de los ciudadanos, gracias a una medida monetaria que muy pocos deben entender: la adquisición del bitcoin como signo monetario del país.

A veces no se necesita sino sumar y restar.

No había que ser un gran financiero para advertir que utilizar como representación de cambio un instrumento que no está respaldado por absolutamente nada y cuyo valor es exclusivamente producto del sentimiento del mercado y la especulación era un suicidio. La realidad, esta vez, fue particularmente cruel.

Sondeos acertados

Según un sondeo del Instituto Universitario de Opinión Pública de El Salvador, el 66,7 % de la población salvadoreña opina que la Ley de bitcoin debe ser derogada y el 65,2 % se mostró en desacuerdo en que el Gobierno de Bukele utilice fondos públicos para financiar la implementación del criptoactivo.

SAN SALVADOR, EL SALVADOR - SEPTEMBER 15: A demonstrators holds a sign that reads
En las protestas contra el presidente Bukele en El Salvador se vieron carteles como este, en contra del uso del bitcoin como moneda legal en el país.(Photo by Emerson Flores/APHOTOGRAFIA/Getty Images)

Además, el estudio señala que el 78,3 % de la población está poco o nada interesada en descargar en sus teléfonos la aplicación de la billetera electrónica y el 71,2 % prefiere utilizar el dólar.

Pocas veces las masas tienen opiniones acertadas en temas económicos. Pues las necesidades de la gente y el funcionamiento de la economía suelen tener discrepancias. Pero, esta vez, los salvadoreños no parecen haberse equivocado.

Bukele puso a disposición de los salvadoreños un bitcoin a partir del siete de septiembre, fecha en que instituyó la moneda virtual como parte del sistema monetario de El Salvador, y no había pasado ni una semana cuando el bitcoin, siguiendo un episodio bajista de los mercados, se había devaluado ya 14%. En una semana, los salvadoreños pasaron de tener 30 dólares a tener 26.

Sentido común

Es difícil imaginar que una sociedad adquiera una moneda como mecanismo de intercambio de valores sin que la moneda represente algo a lo que atenerse: la productividad del país, sus exportaciones, sus importaciones, su industria. Las monedas suelen ser la mejor representación posible de las economías, y están diseñadas para que el flujo financiero entre compradores y vendedores, inversores y consumidores, encuentre vías entre unos y otros.

Con ese propósito, los bancos centrales de las naciones, que suelen ser independientes y apolíticos, tienen la misión de mantener la moneda protegida de interés que quieran debilitarla con motivaciones propias, o, por el contrario, inflarla y luego crear una inflación (puesto que representa falsamente el valor de lo que se consume) que la población terminará pagando.

El Salvador's President Nayib Bukele is seen during the inauguration ceremony of El Salvador ISA World Surfing Games 2021, in El Sunzal, El Salvador on May 29, 2021. (Photo by Marvin Recinos / AFP) (Photo by MARVIN RECINOS/AFP via Getty Images)
El presidente Nayib Bukele (Photo by Marvin Recinos / AFP) (Photo by MARVIN RECINOS/AFP via Getty Images)

Incorporar a tu sistema económico un valor monetario que no solo carece de la protección de una entidad financiera como un Banco Central, que lo regule, respalde y proteja, sino que además no funcione como representación de nada (al menos las acciones de la Bolsa son el reflejo de la salud económica de las empresas) es elegir el azar.

Y si a eso le sumamos que el bitcoin y en general las criptomonedas, si bien cuenta con muchos entusiastas que invierten en ellas, son aún valores muy volátiles, cuestionados por las voces más referenciales de los sistemas financieros internacionales, es al menos cuestionable que un gobierno apueste a que su población respalde lo que produce en un terreno tan incierto.

Ya en julio, el FMI lo había advertido en un comunicado: "Intentar hacer de las criptomonedas una moneda nacional es un atajo desaconsejable".

¿La economía del autoritarismo?

Ya la revista Newsweek la ha catalogado de "farsa". El Wall Street Journal de "gran error". Foreign policy una "chapuza".

Y una representante del Banco Central Europeo dijo, al referirse del experimento de El Salvador, que aquello era irresponsable, "Los bitcoins no son monedas, son simples instrumentos para la especulación financiera".

CHILTUIPAN, LA LIBERTAD, EL SALVADOR - 2021/06/07: A man seen at a store that accepts bitcoin while holding a cellphone with an application to receive Bitcoin.
Salvadoran President Nayib Bukele has announced that he will propose a law to the Congress, where his party controls a majority, for Bitcoin to become legal tender. El Salvador would become the first country in the world to accept a cryptocurrency as a legal tender. (Photo by Camilo Freedman/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
En la imagen un hombre que acepta bitcoin en su negocio mientras muestra la aplicación en su teléfono inteligente . (Photo by Camilo Freedman/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

¿Por qué entonces Bukele se lanzó a tomar una medida que tenía tantas alarmas prendidas?

El problema de los autoritarismos, cuando triunfan, es que se deshacen de los contrapoderes y, como en el caso de El Salvador y Bukele, terminan alineando al sistema judicial, al Supremo y al Congreso, amenazan a la prensa, minimizan la crítica internacional interna (embajadas).

Entonces empiezan a vivir una suerte de delirio en el que parece que la realidad es producto de los decretos que se dictan desde las casas de gobierno. Con la mala suerte para las poblaciones de que, los mandatarios, cuando las cosas no salen, en vez de notarlo, se han rodeado ya de suficientes lacayos que les hacen creer que todo va perfecto.

Pero la economía, que es uno de los reflejos más porfiados que tiene la condición humana, es más terca que el autoritarismo.

Decía Margaret Thatcher que el principal enemigo del socialismo no era el capitalismo, sino la realidad. Vale también para el autoritarismo.

Lo peor: la persistencia

Aunque El Salvador se ha tropezado en sus primeros pasos con una innovación desaconsejada por las más influyentes referencias sobre el tema en el mundo, Bukele, como si fuera un trader y no un jefe de estado, anunció que su país, "aprovechando la baja del mercado", adquiere más bitcoins para los salvadoreños.

CHILTUIPAN, LA LIBERTAD, EL SALVADOR - 2021/06/07: A woman withdraws money from an Athena Bitcoin ATM.
Salvadoran President Nayib Bukele has announced that he will propose a law to the Congress, where his party controls a majority, for Bitcoin to become legal tender. El Salvador would become the first country in the world to accept a cryptocurrency as a legal tender. (Photo by Camilo Freedman/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
CHILTUIPAN, LA LIBERTAD, EL SALVADOR - 2021/06/07: Una mujer retira diero de un Athena Bitcoin ATM (Photo by Camilo Freedman/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

En el mundo del trading eso se llama "promediar pérdidas", y es uno de los hábitos más comúnmente combatidos, pues las razones para una baja del mercado no son siempre inerciales. No todo lo que baja vuelve a subir, y muchas veces comprar más, más barato, puede significar una pérdida mayor.

Pero Bukele persiste, pero los daños harán pagar a justos por pecadores.

La ley que incorpora al bitcoin a la economía salvadoreña obliga a que “todo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio”.

En El Salvador, existían oficialmente, antes de la incorporación de la criptomoneda, el dólar y el colón, aunque la segunda en la práctica ha desaparecido.

Otro riesgo que la administración de Bukele no tomó en cuenta al adoptar el bitcoin como moneda de curso legal está relacionado con su vulnerabilidad frente a la delincuencia: según el Fondo Monetario Internacional, "sin medidas robustas contra el lavado de dinero y la lucha contra la financiación del terrorismo, las criptomonedas pueden ser utilizadas para lavar dinero de procedencia ilícita, financiar el terrorismo y evadir impuestos. Esto podría plantear riesgos para el sistema financiero de un país, el equilibrio fiscal y las relaciones con países extranjeros".

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) El presidente de El Salvador da un giro autocrático

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente