Bielorrusia actuó "legalmente" y para "proteger a la gente" al desviar el avión, dice Lukashenko

·2 min de lectura
El presidente Alexander Lukashenko habla durante un mitin organizado en su apoyo, el 16 de agosto de 2020 en el centro de Minsk

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, afirmó que actuó "legalmente" al decidir desviar un avión de pasajeros a Minsk tras recibir una amenaza de bomba y negó que se hubiera forzado un aterrizaje para arrestar a un disidente.

"Actué legalmente para proteger a la gente", dijo, según la agencia oficial Belta.

El dirigente aseguró que acusarle de haber enviado un caza MiG-29 para forzar el aterrizaje del vuelo Ryanair era una "mentira".

"Es una mentira absoluta decir que el avión se vio forzado a aterrizar por un MiG-29", insistió. "La misión del caza era establecer la comunicación, acompañar el aterrizaje del avión de pasajeros en caso de urgencia", agregó.

Lukashenko, en el poder desde 1994, también criticó los "ataques" occidentales que traspasaban las "líneas rojas", refiriéndose a las críticas mundiales que ha merecido este desvío forzoso del avión a Minsk.

"Nuestros adversarios del extranjero y de dentro del país cambiaron de método para atacar a nuestro Estado. Han traspasado una multitud de líneas rojas, han ido más allá de los límites del entendimiento y de la moral humana", dijo el dirigente, según Belta, en un discurso ante responsables políticos.

La reelección de Lukashenko en 2020, considerada fraudulenta, provocó multitudinarias protestas en las calles. El dirigente atribuye estas manifestaciones a una oposición dirigida por países occidentales, a los que acusa de querer derrocarlo.

Este miércoles, el presidente bielorruso denunció que su país es "escenario de experimentos para luego ir hacia el Este".

Lukashenko ha dicho en varias ocasiones que, tras él, el siguiente en la lista de estadounidenses y europeos es el presidente ruso, Vladimir Putin, su principal aliado.

El dirigente también se refirió al periodista opositor Román Protasévich, que viajaba a bordo del avión, y fue detenido y lo calificó de "terrorista".

Protasévich, de 26 años, es exjefe de redacción del influyente medio opositor Nexta, que favoreció la movilización masiva de los bielorrusos durante las protestas de 2020.

La televisión bielorrusa difundió el lunes un video del joven, grabado en una prisión de Minsk.

Tras el incidente, la Unión Europea (UE) decidió cerrar su espacio aéreo a Bielorrusia y adoptar nuevas sanciones contra dirigentes y entidades de la antigua república soviética.

bur-alf/rco/pz/bl/tjc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente