Biden cada vez más cerca de una victoria en EEUU tras elecciones que tienen en vilo al mundo

Ariela NAVARRO y Peter HUTCHISON en Willmington
·4 min de lectura
El candidato demócrata Joe Biden en Wilmington, Delaware, el 6 de noviembre de 2020

Biden cada vez más cerca de una victoria en EEUU tras elecciones que tienen en vilo al mundo

El candidato demócrata Joe Biden en Wilmington, Delaware, el 6 de noviembre de 2020

El demócrata Joe Biden estaba este sábado casi seguro de imponerse frente al presidente Donald Trump en la carrera a la Casa Blanca, pero el anuncio del ganador estaba en suspenso a la espera del largo conteo en un puñado de estados clave, que tiene en vilo a Estados Unidos y al mundo desde hace cuatro días.

El mandatario republicano sigue renuente a aceptar una posible derrota y en una serie de tuits matinales -que la red social etiquetó como posiblemente engañosos- denunció que decenas de miles de votos llegaron de forma ilegal después del plazo y que en el conteo hubo una falta de transparencia "vil y burda".

Trump llevaba la ventaja en Pensilvania y en Georgia, pero a medida que comenzaron a ser contados los votos por correo su rival tomó el liderazgo, lo que se explica por que los votantes demócratas prefieren este método que en esta elección tuvo un uso masivo debido al covid-19, que ha dejado 236.099 muertos.

"Todavía no tenemos una declaración de la victoria, pero las cifras muestran una realidad clara y convincente: vamos a ganar esta carrera", dijo Biden en un discurso la noche del viernes desde Wilmington, su localidad de residencia en Delaware, una alocución muy esperada.

Biden lleva la delantera en la carrera por cruzar el umbral de los 270 electores para el Colegio Electoral, con entre 253 y 264 votos, dependiendo de los medios que le atribuyen una victoria en Arizona. El mandatario está estancado con 214.

"Estamos en buen camino para conseguir 300 votos electorales", agregó el exvicepresidente, destacando además los 74 millones de votos que recibió directamente de los ciudadanos, que en Estados Unidos no determinan el resultado de la elección.

Pero el conteo transcurre a cuentagotas y los márgenes son mínimos en cinco estados: Pensilvania, Georgia, Nevada, Arizona y Carolina del Norte y todavía ninguno de los grandes medios estadounidenses se anima a proclamar un vencedor.

Esta espera comienza a generar hastío en un país muy polarizado: varios simpatizantes de ambos candidatos se han manifestado fuera de los recintos de votación y en muchas ciudades los comercios y las oficinas siguen estando tapiados, un indicio de la preocupación de que estallen disturbios postelectorales.

Este sábado en la mañana, Trump decidió hacer la espera por los resultados más amena y salió de la Casa Blanca para jugar al golf en Virginia, el estado vecino a Washington.

- "Va a suceder hoy" -

Desde la madrugada del miércoles, Trump denunció fraude y su equipo se lanzó en una ofensiva jurídica que plantea dudas sobre la legitimidad de los resultados. El viernes no habló en público pero en un tuit advirtió que "¡Los procedimientos judiciales no han hecho más que empezar!".

La misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) dijo el viernes que no ha "observado directamente ninguna irregularidad grave" en las elecciones y pidió a los candidatos que eviten "especulaciones perjudiciales".

Biden, de 77 años, reitera desde hace días su llamado a la población a que tenga paciencia y el viernes adoptó el tono más tradicional de los políticos estadounidenses y dijo que "es hora" de que el país se una como nación, una declaración que destaca tras la crispada campaña.

En Pensilvania, un estado con 20 votos electorales que podrían darle las llaves de la Casa Blanca, Biden tiene la ventaja con 29.000 votos.

El sábado por la mañana su campaña especulaba sobre un anuncio inminente.

"¡Feliz sábado para todos! Va a suceder hoy", dijo en Twitter Rufus Gifford, asesor de Biden.

El vicegobernador de Pensilvania, el demócrata John Fetterman, aconsejó a los abogados de Trump que llegaron al estado para observar el conteo que "no compren bananas verdes" porque "esto no va durar".

- Reconteo en Georgia -

El viernes en la mañana, Biden tomó la delantera en el conteo en Georgia, un estado en el que ningún demócrata ha ganado desde 1992. Pero el margen es tan ajustado que las autoridades anunciaron que volverán a contar todos los votos.

El presidente Trump recibió otro golpe durante la noche del viernes, cuando su jefe de gabinete dio positivo al covid-19, una enfermedad que el mandatario también contrajo hace unas semanas y que lo llevó incluso a estar hospitalizado.

Pese a sus 74 años y sus comorbilidades, Trump se recuperó rápido y retomó su frenético ritmo de campaña, pasando página de la enfermedad, una amenaza que pese a que Estados Unidos es el país con más muertos de todo el mundo, el mandatario ha minimizado.

La elección confirmó los errores de varios sondeos que mostraban a Trump en desventaja en grandes estados, con muchos votos como Florida y Texas, y la profunda crisis económica inducida por la pandemia que destruyó millones de empleos tampoco hizo mella en los senadores republicanos que iban a a reelección y por el momento parece que el partido podría conservar la mayoría en la Cámara Alta.

Incluso lograron arrebatar algunos escaños a los demócratas en la Cámara de Representantes, donde los demócratas son mayoría.

bur-an/ll