Biden: Rusia ha "violado flagrantemente" los principios fundacionales de las Naciones Unidas

·2 min de lectura

Rusia ha "violado flagrantemente" los principios fundacionales de las Naciones Unidas. Así ha empezado el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, su intervención en la Asamblea General de la ONU.

El presidente de los Estados Unidos ha expuesto las distintas crisis y dificultades que enfrenta el mundo ahora mismo, algo que ha relacionado con la guerra de Ucrania y cuya culpa achaca a Moscú: "Putin asegura que él tenía que actuar, porque Rusia estaba siendo amenazada. Nadie amenazó a Rusia. Nadie más que Rusia fue la que buscó el conflicto".

"Un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas invadió a su vecino, intentó borrar del mapa a un Estado soberano. Rusia ha violado descaradamente los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas. Todo esto sin tener en cuenta la clara prohibición de que los países tomen el territorio de su vecino por la fuerza", explicaba Biden.

Transformación del sistema de veto de la ONU

Durante su intervención, Biden ha propuesto una profunda reforma del funcionamiento de las Naciones Unidas, empezando por el Consejo de Seguridad.

Con esto, pretende evitar otro ejemplo como el de Rusia, que el 25 de febrero vetó la resolución que condena su propia ofensiva sobre Ucrania, que estaba apoyada por la mayoría del Consejo de Seguridad.

"Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, incluido Estados Unidos, deben mantener y defender sistemáticamente la Carta de la ONU y abstenerse de utilizar el veto -salvo en situaciones extraordinarias-, con el objetivo de garantizar que el Consejo siga siendo creíble y eficaz. Por ello, Estados Unidos apoya el aumento del número de representantes permanentes y no permanentes del Consejo".

Además, destacó que EE. UU. está a favor de aumentar el número de miembros del Consejo y de dar plaza fija a países de África y América Latina y el Caribe

Amenaza nuclear

El presidente de los EE. UU. reafirmó el compromiso de Washington en seguir apoyando a Kiev. “No dudamos, elegimos libertad”, dijo.

“Estados Unidos está listo para aplicar medidas cruciales de control de armas”, dijo el mandatario estadounidense, quien también prometió que Washington no permitirá que Teherán obtenga armas atómicas.

Frente a las amenazas nucleares de Putin contra Europa, Biden respondió que una "guerra nuclear no puede ganarse y no debe ocurrir".

También mencionó a China en su intervención, y expuso el aumento arsenal nuclear de este país, pero quiso señalar que no busca una Guerra Fría ni un conflicto con Beijing, a pesar de las tensiones entre las dos potencias, particularmente en torno a Taiwán.